Goleada para recuperar la confianza

Soberbia actuación del conjunto dirigido por Arruabarrena. Victoria 4-1 ante Newell’s con una gran actuación de Tevez. Se viene el debut en la Libertadores.

Tras la victoria en San Juan por la mínima diferencia, el Xeneize tenía la obligación de volver a ganar en La Bombonera junto a su gente. Tal fue así que sólo 35 segundos le bastaron al equipo para ponerse en ventaja ante un Newell’s que había ingresado dormido al cotejo. Bentancur recibió del juvenil Molina y remató al palo izquierdo de Unsain entrando desde el punto penal.

Con la ventaja en su poder, los conducidos por Arruabarrena no se conformaron y aprovecharon la inestabilidad del sector defensivo del rival, producto del gol tempranero. A los 5 minutos, Carlos Tevez frotó la lámpara y clavó el segundo gol del equipo, de tiro libre y al palo del arquero.

Ya con el 2-0 a su favor, el Xeneize mantuvo la pelota al ras del piso y buscó ampliar la ventaja. Pasaron los minutos y Tevez siguió mostrando destellos de buen fútbol, sinónimo de que la pretemporada y el mal nivel habían quedado en el pasado. Primero a los 10′ y luego a los 26′, el ‘apache’ asistió a Palacios, quién en la primera intervención le anularon mal el gol, mientras que en la segunda no pudo ante el achique de Unsain.

A los 37′, córner para Boca que ejecutó Carlitos para que Jonathan Silva, desde afuera del área, remate y la pelota entre al palo izquierdo, producto de un desvío en el camino. Gol y tranquilidad para irse al descanso.

En el complemento, a Newell’s no le quedó otra que arriesgar. Tras una jugada colectiva, Maxi Rodríguez le pegó desde afuera del área y puso el 1-3. Pese a llevar una ventaja considerable, el gol preocupó al cuerpo técnico de Boca. No así a los jugadores, quienes se hicieron dueño y amo de la pelota, administraron los tiempos y regularon la intensidad. Tevez apareció una vez más a los 27′ del complemento, con una excelente jugada individual, que dejó a tres hombres de Newell’s en el camino y que sirvió para cederle el gol a Sebastián Palacios, el cual merecía el tanto por el esfuerzo brindado.

4-1 y partido definido. Se vinieron los cambios y las ovaciones de la noche. Carlitos y Andrés Cubas fueron los principales agasajados de una Bombonera que latió una noche más. Goleada que recupera confianza, optimismo y fe. Respira Arruabarrena, respira el Mundo Boca.

http://www.lanumero12.com/

By | 2016-02-21T22:01:20+00:00 febrero 21st, 2016|Deportes, PAÍS, Puerto Iguazú|0 Comments