Principios culturales para la era digital

Un importante encuentro internacional sobre política cultural, realizado por primera vez en Chile, permite a los autores de esta columna para CIPER, miembros del movimiento Wikimedia, reflexionar sobre la necesidad de incorporar nuevas prácticas y enfoques en el diseño de políticas públicas. Fortalecer el acceso al conocimiento y la cultura: “La experiencial y la hiperconectividad que hoy nos caracteriza como sociedades apuntan a una necesidad urgente de avanzar hacia políticas culturales que fortalezcan los derechos de los ciudadanos a acceder a la cultura en entornos digitales”.

miencuentro internacionalPolítica cultural y democracia cultural: un diálogo global” (28, 29 y 30 de noviembre, en el Centro GAM) se enmarca en el contexto de la complejidad de la gestión cultural en Chile, Con y junto a la huelga nacional de los trabajadores del Servicio del Patrimonio Nacional (Sherbat) varias preguntas Política cultural del Gobierno y compromiso con el acceso ciudadano a las artes y la cultura. Su convocatoria abierta al público te permite escuchar Expositores locales e internacionales. Discutir diversas áreas de la política pública cultural como la regulación de la producción cultural, los impuestos y el comercio, la descentralización y la participación en la gestión de la diversidad cultural o el patrimonio histórico.

De ser así, es una oportunidad importante para crear intercambio entre países y comparar la situación nacional con la realidad cultural extranjera; En particular, sobre temas innovadores como la digitalización de la cultura y el patrimonio cultural, promoviendo iniciativas de «acceso abierto», como base para el desarrollo de sociedades más inclusivas y democráticas. En estos últimos proyectos, conocidos como «open culture» o «open glam» (acrónimo anglosajón de «galerías, bibliotecas, archivos y museos»), el principio rector es admitir a personas de cualquier rincón del mundo. Explora y disfruta de obras de arte, documentos históricos, archivos multimedia y otros recursos culturales que muchas veces son inaccesibles por diferentes motivos de forma libre y abierta, sin costo alguno y sin pedir permiso previo.. Este enfoque no sólo amplía el derecho a acceder a la riqueza cultural, sino que también fomenta la creación de nuevos conocimientos, incluida la investigación, el aprendizaje, la reutilización y la innovación.Todas las instituciones, en cooperación, han adoptado el acceso abierto a sus colecciones como parte integral de su trabajo.

En América Latina, en general; Y en Chile, en particular, los programas «abiertos» todavía son pocos y espaciados, y cuando existen, tienen muchas limitaciones. En 2021, Una investigación Realizado por el equipo de Wikimedia Chile con apoyo de Creative Commons, muestra cómo al menos once (40,7%) de los veintisiete museos del sorbete que hay en el país han sido notificados. No están autorizados a compartir libremente colecciones ya digitalizadas. Otros cinco museos (20,5%) fueron declarados Falta de conocimiento de lo que sus homólogos digitales pueden o no hacer, Por eso prefirieron mantenerse alejados de cualquier actividad que implicara los diversos usos de sus colecciones..

Este año 2023, Serpat anunció la creación de una Estrategia Nacional de Patrimonio Digital, que felizmente muestra una iniciativa concreta para discutir estos temas a nivel nacional. Sin embargo, el primer borrador presentado a principios de este mes todavía es cauteloso a la hora de afirmar conceptos como «acceso», «abierto» o «dominio público», la categoría actual de propiedad cultural libre de derechos de autor que pertenece a todos los ciudadanos. . A pesar de los desafíos pendientes y la renuencia de las instituciones locales y regionales a adoptar prácticas de acceso abierto, la experiencia y la alta conectividad que nos caracterizan hoy, mientras las sociedades señalan la urgente necesidad de avanzar hacia políticas culturales que fortalezcan los derechos de los ciudadanos a acceder a la cultura en los entorno digital. .

Para ello es necesario abordar tres aspectos importantes:

1. Ampliar nuestra lista de excepciones y limitaciones de la ley de propiedad intelectual, Dadas las importantes implicaciones que tienen para las colecciones culturales compartidas en línea. Lo anterior es importante para garantizar la accesibilidad y difusión de la cultura en entornos digitales;

2. Abogado Mayor asignación de recursos técnicos y humanos a las instituciones interculturales. Estos recursos son necesarios para fortalecer la capacidad de estas instituciones para gestionar y difundir eficazmente contenidos culturales en línea, contribuyendo así a una participación más activa y productiva de los ciudadanos;

3. Finalmente, debe implementarse Programas de formación y sensibilización dirigidos a los trabajadores del sector cultural. Estos proyectos deberían desarrollar una comprensión más profunda de cómo las leyes de propiedad intelectual afectan el acceso y la difusión de la cultura, y deberían profundizar en las prácticas de acceso abierto y resaltar sus beneficios potenciales para crear una sociedad más inclusiva y democrática. A través de esta iniciativa, no sólo se mejorará la comprensión de estas prácticas por parte de los profesionales de la cultura, sino que también se fomentará su adopción activa, contribuyendo así a la creación de una sociedad cultural más abierta y colaborativa.

Juntos, estos tres enfoques constituyen pasos fundamentales para fortalecer los principios culturales que se adaptan a la dinámica de la era digital y crean una sociedad culturalmente enriquecida y participativa. Esperamos contribuir a que Chile avance en esa dirección y ponga la tecnología al servicio del desarrollo de una sociedad inclusiva y democrática.

READ  Calendario 2023 en Chile: Próximos Días Festivos y Días Festivos del Año | Respuestas

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

IN Iguazú Noticias