Iglesia chilena busca 'restauración espiritual' después de la muerte… | Reportaje de noticias

Este enero se cumplieron 24 años del pastor chileno Alex Ugart en la Iglesia Evangélica Bautista Esperanza Viva de Viña del Mar, un hito que lo llevó a preguntarse si algo nuevo debería cambiar.

Su momento de reflexión duró poco. El viernes pasado, se produjeron incendios forestales en al menos cuatro lugares de la zona de Valparaíso. A las pocas horas llegaron a las inmediaciones de Ugarte. Pronto prendieron fuego a su casa y a su iglesia, quitándole la vida a su suegro, una tragedia que llevó al líder de la iglesia a reconsiderar sus planes profesionales.

«Dios me mostró esta tragedia y las necesidades de su pueblo, lo que me ayudó a entender que es hora de empezar de nuevo», dijo a CT.

Los incendios forestales de verano no son infrecuentes en este país sudamericano costero del Pacífico. Sin embargo, este año, una ola de calor particularmente severa Acordado con sequía prolongada. Los fuertes vientos hicieron que el fuego se extendiera rápidamente a algunas de las zonas más pobladas de Chile, incluidas ciudades históricas como Valparaíso y la capital turística del país, Viña del Mar.

Hasta el 9 de febrero fuego han matado 131 personas y más de 5.000 casas resultaron dañadas o destruidas.

Entre las víctimas se encuentran ocho colaboradores de Esperanza Viva que perdieron la vida cuando el incendio llegó a su zona residencial, Villa Independencia. El viernes, Ugarte predicó en dos funerales, uno para una pareja de ancianos y otro para dos hermanos de 5 y 7 años.

«Hay mucho dolor», dijo. “Muchos están desesperados porque sus familias se han quedado sin hogar. Pero nuestros corazones están firmes en nuestra ansiosa anticipación de lo que Dios hará”.

Cerca de casa

Esperanza Viva fue una de las ocho iglesias que sufrieron daños importantes, dijo a CT la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos de Chile. Pero los líderes de la iglesia en la región estiman que el número real podría ser el doble. Además, al menos nueve pastores han perdido sus hogares y un grupo de líderes de varias iglesias está tratando de organizar una respuesta al desastre.

READ  El gobierno chileno se asoció con Google para lanzar un enlace de fibra óptica Asia-Pacífico

Entre ellos se encontraban el pastor Magno Rodríguez y su esposa María Angélica Cubillos Álvarez. Dirigen la Corporación Internacional de Restauración, una iglesia pentecostal independiente en Quilboo.

«Pudimos ver el incendio forestal a lo lejos», dijo Cupillos. «Pero el vecino vino y me dijo: 'Tu casa está en llamas'.

Makhno y uno de sus hijos intentaron apagarlo, pero desistieron cuando las llamas se intensificaron. La familia huyó en una camioneta mientras las llamas y el humo los envolvían.

«Era como conducir con los ojos cerrados», dijo.

Cubillos sufrió quemaduras en el cuello y su esposo y uno de sus hijos sufrieron heridas en los brazos mientras luchaban contra el incendio.

«Es un milagro que nadie haya muerto en la congregación», dijo.

Pero la tragedia nos golpeó mucho más cerca de casa. Cuando el fuego se extendió a la casa vecina, los vecinos murieron tratando de escapar debido al humo.

«Murieron por asfixia en nuestro patio trasero».

«Parece que nos han bombardeado»

Una semana después de que estallaron los primeros incendios, el gobierno continuó emitiendo advertencias de emergencia por nuevos incendios en Valparaíso, Viña del Mar y Quilpué. (Aunque la mayoría de los incendios están actualmente bajo control, el clima más cálido y otros factores continúan alimentando nuevas llamas).

«Nuestro enfoque ahora es ayudar a la gente», dijo el pastor Dionisio Viana, director del sitio de Jóvenes con una Misión (JUCUM) en Viña del Mar. Su cuartel general se incendió cuando una avenida cercana creó una especie de conducto de aire entre ambos. Hills, que desvió las llamas del edificio.

Quedan algunas casas en barrios como Villa Independencia, Achupallas (en Viña del Mar) y Pompeya (en Quilpué).

“Mirando nuestro entorno [of Achupallas]Parece que nos han bombardeado como en una guerra», afirmó Viana.

READ  Los 30 mejores Focos Led 50W capaces: la mejor revisión sobre Focos Led 50W

La gente sufre sin agua ni electricidad desde hace una semana. allá Rumores Al menos algunos de los incendios fueron provocados intencionalmente.

«Ha surgido una psicosis colectiva y ahora todo el mundo teme que se produzcan nuevos brotes», afirmó Viana.

«La gente está robando lo poco que tenemos», dijo Cubillos Álvarez. Explicó que los ladrones buscaban objetos de valor entre las ruinas. Para protegerse contra saqueos adicionales, los residentes han estado construyendo cercas alrededor de sus casas, “pero ni siquiera un martillo, tablas o luces para trabajar después del anochecer. Los teléfonos móviles deberían usarse para la luz”, dijo.

Durante la semana pasada, voluntarios de iglesias de todo el país se reunieron en Viña del Mar para ayudar. Con financiación de Operación Bendición, cuatro sitios de JUCUM enviaron gente a unirse a Viana para limpiar la basura de las calles y hogares. En algunos casos, comenzaron a regenerarse.

“Esta semana comenzamos a construir una casa para un hermano aquí. Ya hemos reparado el piso'', dijo.

Aunque las víctimas de los incendios forestales han recibido mucha atención por parte de los medios y el gobierno, Viana dice que no durará más de dos o tres semanas. Pero entonces comenzará el costoso trabajo de reconstrucción.

Atacado, pero no destruido

En 1982, un grupo de misioneros suecos abrió una iglesia independiente de las Asambleas de Dios en Villa Dulce, Viña del Mar, antes de que un incendio la destruyera la semana pasada.

Pero el corazón del vicepárroco Gonzalo Ramírez se siente pesado por el impacto que el desastre está teniendo en la fe de la congregación.

«Antes de reconstruir los muros de la iglesia, necesitamos una reconstrucción espiritual», afirmó. “Puedes reconstruir la iglesia. Pero su historia, las obras iniciadas allí, las almas salvadas allí… ¿Cuántos milagros hemos visto allí?

READ  Frente Amplio de Chile pidió votar en contra de la nueva propuesta constitucional

Con este bagaje emocional, tuvo que predicar en el primer servicio después del desastre, dos días después de que la iglesia quedara reducida a cenizas.

Ramírez llegó por primera vez a Villa Dulce para estudiar en el Instituto Bíblico de la iglesia (que ahora opera únicamente en línea), donde conoció a su futura esposa.

«Mi hija, que ahora tiene 15 años, prácticamente nació en esos bancos», dijo.

Por lo general, entre 80 y 100 personas asisten a Villa Dulce los domingos. Pero con muchas carreteras cerradas y personas desplazadas, sólo alrededor de la mitad de ese número logró salir, donde se encontraron en un edificio que el incendio dejó prácticamente intacto.

Ramsés predicó en 2 Corintios 4:7-18, recordando a su iglesia que, como seguidores de Cristo, «todo este poder excelso viene de Dios, y tienen este tesoro en tinajas de barro». [themselves]”, y fueron llamados a perseverar en tiempos turbulentos.

El servicio no se transmitió en vivo porque aún no había electricidad. Pero después de varios días, dio un sermón. Mensaje similar En facebook.

«Mis amados hermanos y hermanas, miren las cosas eternas… y pongan nuestra confianza en Dios, porque son las cosas que perduran», exhorta con gran reverencia y humildad. dicho.

En Esperanza Viva, Ugarte dice que su congregación se reunirá este domingo en los terrenos del edificio de la iglesia para un servicio al aire libre, el primero desde el incendio. (No se pudo acceder a la ubicación la semana pasada).

“Durante 24 años, Dios nos ha bendecido con un hermoso edificio, aulas [Christian] Educación, salas de capacitación y una cocina que preparó 8.500 comidas durante la pandemia”, dijo. «Ahora nuestros vecinos dicen que vamos a construir una iglesia más hermosa que la antigua».

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

Deje una respuesta

IN Iguazú Noticias