Continuará el parámetro del semáforo epidemiológico, que establece distintos tipos de restricciones según la situación sanitaria en cada distrito del país. Se extenderá durante las próximas dos semanas.


El Gobierno nacional anunciará este viernes los alcances de un nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) con medidas de cuidado para mitigar el avance de la segunda ola de coronavirus que atraviesa el país, y que continuará con el parámetro del semáforo epidemiológico, que establece distintos tipos de restricciones según la situación sanitaria en cada distrito del país.

«El DNU se va a renovar con los mismos parámetros que se vienen aplicando hasta ahora, con el fundamento de aplicar criterios objetivos y que no haya mucha más discusión», anticipó anoche el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en declaraciones a la señal de cable A24.

El nuevo DNU -que comenzará a regir esta medianoche- se extenderá por las próximas dos semanas, mientras el Gobierno nacional espera que la Cámara de Diputados debata la ley de «Emergencia Covid» que el jueves obtuvo dictamen favorable en un plenario de comisiones.

Este proyecto establece un marco normativo sobre parámetros epidemiológicos y sanitarios para mitigar el impacto de la segunda ola de coronavirus.

El objetivo del Gobierno nacional era obtener el jueves la sanción de la norma, ya aprobada por el Senado, antes de que venza este viernes el DNU vigente con restricciones, pero ante la falta de acuerdo con la oposición, la propuesta deberá ser tratada en una nueva sesión dentro de dos semanas.

En sus declaraciones de anoche, Cafiero ratificó que la nueva norma va a extenderse por «dos semanas» a la «espera» de que «se termine el tratamiento de la ley que también copia estas medidas», por lo cual, aclaró, «cuando se apruebe, tampoco va a cambiar» el criterio para adoptar las restricciones.

«El DNU se va a renovar con los mismos parámetros que se vienen aplicando hasta ahora, con el fundamento de aplicar criterios objetivos y que no haya mucha más discusión»
-SANTIAGO CAFIERO-

El DNU que vence este viernes estableció nueve días de aislamiento estricto (entre el 22 y el 30 de mayo); luego cinco días con mayores habilitaciones (del 31 de mayo al 4 de junio); el pasado fin de semana (5 y 6), nuevamente con restricciones más duras, y los últimos días de esta etapa (del 7 al 11 de junio) otra vez con medidas más laxas.

El parámetro sanitario que rige actualmente, incluido en el proyecto de ley que se trata en el Congreso, establece la división del país en cuatro categorías, de acuerdo con los riesgos: bajo, mediano, alto y alarma epidemiológica y sanitaria.

El jueves, Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, se reunieron con el comité asesor de expertos para evaluar la situación sanitaria nacional .

En ese encuentro, los epidemiólogos que asesoran al presidente Alberto Fernández calificaron de «alarmante» que las vacaciones de invierno se extiendan 14 días a raíz de la «movilidad que generaría en todo el país», y los expertos lo consideraron una «antesala de la tercera ola», por lo que propusieron «separar» esa instancia en «períodos más cortos».

Según pudo saber Télam de fuentes oficiales, los expertos recomendaron al Poder Ejecutivo mantener «medidas similares» a las actuales en los distritos que estén en alarma epidemiológica.

Previamente, Cafiero había recibido en su despacho de Casa Rosada a sus pares de provincia y Ciudad de Buenos Aires, Carlos Bianco y Felipe Miguel, respectivamente, para analizar los datos epidemiológicos en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) que integran ambas jurisdicciones.

En ese encuentro, que se extendió por 50 minutos, se destacó «el descenso paulatino» de los casos pero se coincidió en que «aún falta mucho camino por recorrer».

Fuentes oficiales indicaron que se considera la posibilidad de «volver a tener períodos» de aislamiento «durante el invierno, es decir, aprovechar los feriados y semanas cortas».

También remarcaron que, después de aquellos nueve días de aislamiento obligatorio, las medidas «fueron eficaces» para bajar los casos en todo el país, con excepción de Córdoba, que «explotó».

El Gobierno nacional está preocupado por la situación sanitaria en Córdoba y también por la suba de casos en Chaco y Jujuy.

En el encuentro dejueves, los expertos «defendieron el semáforo epidemiológico y reiteraron que debe haber mayores controles por parte de las jurisdicciones» ante «el récord de ocupación en camas de unidades de terapia intensiva».

COMENTARIOS