La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, y el gobernador de la provincia de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, encabezaron esta tarde de manera virtual la firma de un Convenio de Cooperación para desarrollar obras en el Paso Fronterizo Internacional ubicado en la localidad misionera de Puerto Iguazú. En el acto participó también la subsecretaria de Programación Federal y Articulación Legislativa, Silvia La Ruffa.



El acuerdo, en línea con las políticas que el Ministerio viene llevando a cabo para el mejoramiento de los pasos fronterizos, tiene por objeto establecer las condiciones para las obras de remodelación, ampliación y refacción del Paso Fronterizo Internacional Puerto Iguazú-Puerto Tres Fronteras de la República del Paraguay.

En ese sentido, y con el fin de fortalecer la provisión de servicios de seguridad pública en la zona y de consolidar el desarrollo de zonas desfavorecidas, la provincia de Misiones cedió al Ministerio un inmueble que, en adelante, estará destinado para avanzar con el «Programa de Desarrollo de Complejos Fronterizos», proyecto financiado a través de un préstamo otorgado por el Banco de Desarrollo FONPLATA.

Al respecto, la ministra Frederic aseguró: «quería agradecer al Gobernador de Misiones por la predisposición para ceder esta tierra para las obras en el complejo fronterizo de Iguazú, que se suma a otras que estamos poniendo en marcha en la zona norte de nuestro país para mejorar la infraestructura de los Pasos Fronterizos». Luego, agregó: «la inversión viene acompañada de equipamiento para el personal que tiene que realizar funciones en el puesto».

Por su parte, el Gobernador Herrera Ahuad celebró la rúbrica del convenio y subrayó que «nunca antes se había hecho una inversión en materia de Seguridad en Pasos Fronterizos. Esta es una inversión realmente importante para nuestra provincia».

Frederic y Herrera Ahuad vienen trabajando sobre la gestión de las fronteras desde 2020 y el mejoramiento de los pasos internacionales, lo que se ha reflejado en los encuentros y acuerdos entre ambas autoridades así como en los despliegues que las fuerzas de Seguridad Federales han realizado junto con las fuerzas locales para la neutralización del narcotráfico, el impedimento del contrabando y el trabajo de cuidado ante la pandemia del covid-19.

Además, desde el inicio de su gestión, la ministra Frederic –tanto desde la Subsecretaría de Intervención Federal como desde la Dirección Nacional de Control de Fronteras e Hidrovías y de la Dirección Nacional de Cooperación Internacional- ha promovido una serie de políticas de carácter federal, tendientes a coordinar la actuación y trabajo interjurisdiccional entre las Fuerzas Federales de Seguridad dependientes de esta Cartera y las Fuerzas provinciales para enfrentar el delito organizado y complejo de una manera más eficiente. Ello implica, entre otras cuestiones, un intenso y responsable trabajo en las zonas de frontera que posibiliten revertir su criminalización, práctica que ha impactado negativamente en el fortalecimiento de los procesos de integración regional.

En ese marco, varias de las decisiones que ha tomado la Cartera de Seguridad, y gracias a los aportes financieros de FONPLATA, se han iniciado obras en pasos fronterizos que, además de resultar necesarias para el tránsito poblacional acorde a los derechos de las personas, garanticen condiciones de trabajo para las diferentes agencias del Estado que se despliegan en los pasos.

De allí que, en función de un mejoramiento en las condiciones materiales de trabajo, se derive una mejor gestión de parte de las y los funcionarios del Estado. El Ministerio de Seguridad de la Nación considera que mejorar dichas condiciones posibilita un mejoramiento para el ejercicio profesional de las fuerzas.

El banco FONPLATA está constituido por Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay y tiene como objetivos prioritarios el mejoramiento de la infraestructura física que complemente los sistemas regionales existentes; la inversión social en educación, salud, dotación de infraestructura básica, provisión de agua potable; la producción agropecuaria e industrial y, consecuentemente, la promoción de exportaciones y el desarrollo de proyectos de carácter ambiental, conservación de la naturaleza, tratamiento de aguas contaminadas y recicladas, fomento del manejo y conservación de cuencas hidrográficas, control de la erosión del suelo, entre otros.

Los acuerdos interjurisdiccionales y entre Nación y provincias –como en este caso, Misiones- se enmarcan, precisamente, en una articulación propia del federalismo que alienta el gobierno nacional así como las propias jurisdicciones, tal como lo han manifestado en los múltiples Consejos de Seguridad Interior. De hecho, el trabajo sobre el mejoramiento de los pasos fronterizos y el trabajo que allí se despliegan las fuerzas de Seguridad fortalecen la reducción del contrabando así como mejoran el control de dichas zonas.

COMENTARIOS