La Fiesta del Pésaj (Pascuas Judías)

Con una cena familiar en la que se llama a la reflexión, comienza esta noche la celebración de Pésaj, festividad judía que recuerda la salida del pueblo hebreo de Egipto. La misma se extiende hasta el sábado 14 por la noche y prevé el consumo de comidas especiales, lecturas y rezos conmemorativos.

La Fiesta del Pésaj (Pascuas Judías)

La Fiesta del Pésaj (Pascuas Judías)

Pésaj es la primera y más importante fiesta del calendario judío; comienza el día de Nisán, y se celebra durante siete días (ocho en la diáspora), de los cuales el primero y el último son días de reposo, y en los que está prohibido el trabajo cotidiano. En ella se festeja la liberación del pueblo judío de la esclavitud de Egipto obrada por Dios a través de Moisés.

• Pesaj: Su aspecto histórico

En el libro del Éxodo se relata la vocación de Moisés, elegido por Dios para salvar a su pueblo. (Ex 6). Dios envía a Moisés ante el Faraón para que deje partir a su pueblo al desierto para darle culto. (Ex 5,3)

Los egipcios no permitieron a los hebreos salir de sus dominios a celebrar la fiesta, a pesar de las señales que Dios le daba al Faraón por medio de las distintas plagas.

Entonces Dios dio instrucciones a Moisés para que la comunidad realice el sacrificio de pascua: al atardecer se matará un cordero o cabrito de un año, macho y sin defecto; se rociará con su sangre las jambas y el dintel de la puerta de sus casas; de noche se comerá la cena de la liberación: cordero y pan ácimo (los pies calzados, ceñida la cintura y un bastón en la mano, en plan de marcha desde aquella tierra de esclavitud hacia otro país de libertad).

Más tarde, el Señor, que herirá de muerte a los primogénitos de los egipcios, pasará de largo o se saltará las puertas de los hebreos, marcadas con la sangre del cordero. De allí el significado del término Pésaj que significa “saltear”, “pasar por encima”, ya que el ángel de la muerte enviado por Dios “salteó las casas de los hijos de Israel” (Ex 12, 27) preservando a los primogénitos hebreos.

A pesar de que existen discrepancias al respecto entre los estudiosos, generalmente se acepta como época de esta salida de Egipto la segunda mitad del siglo XIII a.C, en tiempos del faraón Ramsés II. Con éste, entonces, habría tenido Moisés sus gestiones para obtener la liberación del pueblo de Israel sometido a trabajo de esclavos, tratativas reforzadas cada vez por una nueva plaga que sobrevenía a Egipto, porque el rey se negaba a concederles la libertad. Hasta que con la décima y última, la muerte de los primogénitos, el monarca ordenó en horas de la noche que los hijos de Israel abandonaran su país de inmediato. (Ex 12,31).

Esta salida de Egipto se menciona innumerables veces en la Biblia, en las plegarias y en las tradiciones judías. También en las palabras iniciales de los Diez Mandamientos o Decálogo, Dios se presenta al pueblo de Israel anunciándole que “Yo soy el Eterno tu Dios, que te he sacado de Egipto, de la casa de los esclavos” (Ex 20,2 y Deuteronomio 5,6), vinculando su identidad con este éxodo. De allí la importancia de esta Fiesta.

• Los 15 Pasos del Seder

Existe un tiempo durante el año, previo a la festividad de Pesaj, en el cual se requiere de nosotros examinar cada rincón de la casa, y verificar que no haya allí nada que pueda leudar o fermentar. Se debe a que está terminantemente prohibido durante esa celebración poseer elementos con las características mencionadas.

Por lo tanto, antes de Pesaj se realiza un análisis minucioso de cada sector de nuestra vivienda, inspeccionando cada elemento rigurosamente, para tener la certeza de que no quedó allí alguna migaja de pan, o algo similar.

• Enseñanza derivada

Nuestros sabios enseñaron un paralelismo con este hecho mencionado, el cual es aplicable a la conducta personal de cada uno.

La enseñanza declara, que el mismo sistema y abocación mostrados en esta oportunidad, debe servir como base para realizar una revisión interna de los actos practicados durante cada jornada.

Pues el hecho de que en Pesaj no podemos tener leudado en nuestra propiedad, es algo aplicable únicamente a la festividad. Más respecto a nuestro interior, todo el año no debemos tener leudado (enojo, ira, alteración, o reacciones similares). De este modo, la enseñanza de Pesaj, es aplicable a la conducta particular de cada uno, todos los días del año.

• Un análisis agudo

La festividad de Pesaj, demanda gran sacrificio de nuestra parte, ya que es menester durante la misma, privarse de muchas cosas a las que estábamos acostumbrados a consumir durante todos los días del año, como ser: pan leudado, tortas, galletas, cerveza, o productos similares. Pese a ello, hacemos el esfuerzo, y nos abstenemos de todos estos elementos los siete días de Pesaj, pues sabemos que esa es la voluntad del Eterno. Por lo tanto, tenemos plena certeza de que al anular nuestra voluntad frente a Su voluntad, El anulará Su voluntad frente a nuestra voluntad, dándonos lo que necesitamos y le solicitamos. (Pirkei Abot)

Además, debemos tener en cuenta que el alimento básico que se come en la festividad de Pesaj, que es el pan ácimo llamado “matzá”, es considerado un “alimento de curación”, capaz de sanar nuestros padecimientos y aflicciones.

• Un caso para reflexionar

El rabino Mordejay Dezoslob, estilaba no beber licores, aunque hayan sido cuidadosamente preparados para Pesaj. Actuaba así, inversamente a lo que hacían muchos de sus compañeros, quienes acostumbraban ingerir esa bebida, pues no hay ninguna prohibición al respecto.

Cierta vez, fue a visitar a un importante erudito durante la festividad, quien le convidó licor en Pesaj. Pero R’ Mordejay se rehusó a ingerir la bebida.

El anfitrión le preguntó la causa de su negativa, y R’ Mordejay le explicó: “En el libro Zohar, el pan ácimo que se come en la festividad de Pesaj es considerado un alimento de curación, y es sabido, que quien toma medicación, tiene prohibido ingerir bebidas alcohólicas”.

R’ Mordejay con su ocurrente respuesta dejó satisfecho a su anfitrión, pues no lo ofendió con su negativa, presentando un motivo muy original, el cual deleitó al dueño de casa.

• Moraleja

El cuidado de no herir con palabras a los demás, u ofenderlos, es algo que debemos copiar de la conducta de R’ Mordejay. Pero también es conveniente prestar atención a su costumbre de no ingresar a su boca ningún elemento que pueda causarle la sensación de estar viviendo en días comunes, y por eso pueda llegar a olvidar la festividad de Pesaj, donde no puede haber en posesión de la persona la más mínima cantidad de leudado.

Esto es precisamente lo que debemos aprender de esta festividad, a analizar cuidadosamente y en forma permanente nuestro interior para verificar si tenemos algún elemento que “nos infle”, como es la naturaleza de todo producto leudante, el cual provoca que actuemos con altruismo y orgullo. En el caso que hayamos detectado algo de eso, debemos arrojarlo inmediatamente fuera de nosotros, pues si lo dejamos, hará que leude todo nuestro interior, y entonces será bastante difícil revertir la situación.

• Otra enseñanza

Además de lo mencionado, la festividad de Pesaj nos enseña como minimizar las angustias, y ver las cosas objetiva y positivamente. Pero para comprender esto, deberemos “interiorizarnos” en la misma.

Cuando se acerca la festividad de Pesaj, luego de haber revisado toda nuestra vivienda y pertenencias, y tras haberlas limpiado de todo producto leudante o que fermente, nos inmergimos en “la noche del Seder”.

En la oportunidad se deben cumplimentar quince pasos, los cuales deben realizarce en su respectivo orden:

1- “kadesh” (santificación del día sobre un vaso de vino, que será bebido al culminar la bendición reclinándose sobre la izquierda).

2- “urjatz” (lavado de manos purificador, similar a como se lo hace para comer pan, pero sin recitar la bendición respectiva, pues esta vez será para ingerir una verdura sumergida en agua, por ejemplo, un trozo de apio, papa hervida, u otro vegetal que no sea dulce).

3- “carpás” (se ingiere la citada verdura tras sumergirla en agua con sal y recitar la bendición “Bendito eres… creador del fruto de la tierra” que se estila antes de comer vegetales – se debe pensar además cuando se recita esta bendición, en que la misma recaiga sobre la hierba amarga que comeremos luego – en el paso de ‘maror’).

4- “iajatz” (Se parte el pan ácimo del centro en dos partes, guardando en un lugar seguro el trozo más grande para comer al final de la comida, y el trozo más pequeño, lo dejamos entre los otros dos panes ácimos que quedaron en nuestra bandeja).

5- “maguid” (Se recita la “Hagadá”, que es el texto que narra la salida de Egipto – luego se bebe la segunda copa de vino de la noche reclinándose sobre la izquierda).

6- “rojtzá” (se lava las manos nuevamente, pero esta vez recitando la bendición correspondiente, pues a continuación se comerá el pan ácimo)

7- “motzí” (Se toma el pan ácimo de arriba, y el de abajo que están enteros, manteniendo en el medio de ambos, el partido. Se recita la bendición para comer pan).

8- “matzá” (Se deja caer el pan ácimo de abajo, y se toma el partido y el superior. Sobre ellos se recita la bendición “Bendito eres Tú… que nos has ordenado comer pan ácimo”, y se come).

9- “maror” (Se recita la bendición estipulada para la hierba amarga “Bendito eres… que nos ordenaste ingerir la hierba amarga”), y se come por lo menos una medida semejante al tamaño de una aceituna.

10- “corej” (se hace un sándwich con pan ácimo y hierbas amargas, y se lo ingiere).

11- “shulján orej” (Se sirve la comida y se la come).

12- “tzafún” (Se ingiere el trozo de pan ácimo que había sido guardado).

13- “barej” (Se recita la bendición final para después de comer pan, y al concluir se bebe la tercer copa de vino de la noche reclinándose sobre la izquierda).

14- “Halel” (Se sirve el cuarto vaso de vino, y se recitan los Salmos que componen la alabanza conocida como “Halel” y al finalizar se bebe la cuarta copa de vino de la noche reclinándose sobre la izquierda).

15- “nirzá” (Es la culminación de la ceremonia donde nuestro homenaje al Creador es aceptado).

Tengan un Pesaj alegre y feliz.




El contenido de cada mensaje enviado por el Usuario es de única y exclusiva responsabilidad civil y penal de quien lo envió y/o utilizó. IGUAZUNOTICIAS.COM no garantiza la veracidad de los datos personales y/o contenidos de cada mensaje efectuados y/o publicados en los mensajes por el Usuario. El Usuario acepta voluntariamente que el uso de los Servicios tiene lugar, en todo caso, bajo su exclusiva y única responsabilidad. ANTES DE COMENTAR LEA EL REGLAMENTO DE PARTICIPACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*