La diócesis de Puerto Iguazú despidió a su obispo emérito, monseñor Marcelo Martorell, quien sirvió en la diócesis desde 2006.

Puerto Iguazú (IN). En la jornada del domingo 13 de septiembre, la diócesis de Puerto Iguazú despidió a su obispo emérito, monseñor Marcelo Martorell, quien sirvió en la diócesis desde 2006.

Acompañado por su sucesor, monseñor Nicolás Baisi, el prelado tomó un avión de regreso a la provincia de Salta, su tierra natal, donde vivirá su retiro.

“El obispo Marcelo en la despedida de su larga trayectoria de pastor y a pesar de sus años, no deja de escuchar al igual que Pedro la misma respuesta de Jesús. Porque en los afectos del corazón de Jesús hay júbilo, pero no jubilación y nadie se va despedido. Por el contrario, es una invitación de estar cada día más cerca de Dios. Invitación que rejuvenece con la edad y se escucha cada día más cerca del corazón de Marcelo, tú, sígueme…”, expresaron en la diócesis.

Monseñor Martorell había renunciado por edad a su cargo el pasado 8 de mayo, y fue sucedido por monseñor Nicolás Baisi el 5 de julio del corriente.