Quinto atentado terrorista en el Reino Unido 2017-09-16T21:49:51+00:00
Quinto atentado terrorista en el Reino Unido

15 septiembre, 2017 · Sociedad · COMENTARIOS: 0

Una bomba improvisada, cuya llamarada naranja se extendió en el tren en la estación Parsons Green, estalló hoy con “la técnica de la olla a presión” en el último vagón de la línea District, en el sudoeste de Londres.

LONDRES. El atentado terrorista ocurrió en la mañana de hoy, cuando todos van al trabajo. Identificaron a un sospechoso. Es el quinto ataque en el año. El ISIS se atribuyó el atentado.

Explotó a las 8.20 de la mañana cuando la gente partía a sus trabajos y los chicos eran llevados a los colegios por sus padres o sus niñeras. Al menos 29 personas, entre ellos niños, fueron hospitalizadas y sufrieron quemaduras por la explosión química, contusiones y fracturas en la estampida que se produjo en las escaleras de la estación, a la hora de huir.

Según Sky News y The Daily Mail, la policía ha conseguido identificar al sospechoso entrando con la bomba a una de las cercanas estaciones de subte mediante las cámaras de seguridad de una estación anterior. La policía quiere manejarlo en la mayor discreción para no alertar a sus supuestos cómplices. Londres es una de las ciudades con mayor cantidad de cámaras de vigilancia por metro cuadrado. Esta noche, el grupo terrorista ISISse atribuyó el atentado mediante un comunicado publicado en Telegram y cuya autenticidad no pudo ser verificada.

Mark Rowley, comisionado asistente de la policía metropolitana, confirmó que se trata de “un explosivo improvisado” y lo caracterizó como un “atentado terrorista”. El artefacto, escondido en un tarro de albañilería de plástico, con un temporizador y cables de luces de Navidad con la función de detonadores, recubierto con una bolsa refrigerada del supermercado Lidl, fue abandonado en el vagón y estalló a medias, cuando el tren británico estacionaba en Parsons Green. En esa estación, el “Tube” se encuentra en la superficie y no es subterráneo. Eso evitó una tragedia mayor.

La primera ministra, Theresa May, decidió subir el nivel de alerta a “crítica” después del atentado, lo que significa que un ataque puede ser inminente. Condenó las especulaciones del presidente Donald Trump sobre que Scotland Yard estaba “tras los pasos” de los sospechosos. En su conversación con Trump, May mencionó los Tweets y publicó un resumen, en un nuevo pico de tensión por las indiscreciones presidenciales. “Nunca ayuda que alguien especule sobre lo que es una investigación en marcha”, dijo la primera ministra.Pero advirtió a la población que van a notar un incremento de las patrullas armadas en trenes y subterráneos.

Videos en las redes sociales muestran el tarro blanco con fuego y cables saliendo de él en llamas. El área fue evacuada en 50 metros a la redonda. Los especialistas consideran que la bomba a medio explotar era de alta volatilidad, inestable, extremadamente peligrosa.

Ryan Barnet, que estaba en el tren, observó gente “tomándose selfies” en la estación. Su descripción a la agencia AP es la más detallada tras el incidente. “Yo tuve suerte. No estaba en el vagón pero me agarró la estampida.Tenía puestos mis auriculares cuando las puertas se abrieron, yo no presté atención. De pronto centenares de personas me cruzaron gritando ‘ataque terrorista’, ‘explosión’, ‘salgan del tren’, ‘corran’. Yo iba corriendo por la escalera. Pero cuando estaba en la escalera, el guarda y otros pasajeros comenzaron a gritar: ‘Stop, stop’. Terminé apretado en la escalera. La gente se caía, lloraba. Tenía chicos que se prendían de mi espalda. Era un caos absoluto. Era aterrador porque pensé que íbamos a quedar atrapados allí. Vi una mujer embarazada perder sus zapatos y caer. Sentí que era una eternidad. Probablemente fueron unos minutos. Había una pareja que tomaba selfies. Y yo me pregunté: ‘¿Qué ha pasado en este mundo?’”, relató.

Sylvain Pennec estaba a diez metros de la explosión. “Yo escuché un boom y, cuando volví a mirar, había llamas por todos lados. La gente comenzó a correr pero tuvimos suerte de que el tren iba llegando a Parsons Greens. En ese momento, las puertas se abrieron. La gente corría, colapsaba corriendo, se empujaba”, contó el ingeniero de software.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, llamó a la población a la calma. “Nunca vamos a ser intimidados o derrotados por el terrorismo”, dijo. El canciller Boris Johnson lo imitó. “Todos deben permanecer calmos, continuar con sus vidas en la forma más normal posible”, agregó.

El profesor Hans Michels, del departamento de Ingeniería Química del Imperial College, especificó que el artefacto se parece a los utilizados por los terroristas que fracasaron en su intento en el subte en julio del 2005. “Han utilizado peróxido de hidrógeno, que era en el que estaban basados los del 2005. Eso es lo que se ve en las fotos de lo que queda del artefacto en el tren. El tarro de plástico es el mismo y también su tamaño. Las llamas muestran que la ‘explosión’ solo fue parcial. O la mezcla estaba mal hecha o el sistema de ignición no era el apropiado”, explicó Michels. Las imágenes reproducen las instrucciones que el ISIS enseña en sus manuales de Internet.

Fuente: Clarín

COMENTARIOS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que Iguazú Noticias considere inapropiados podrán ser borrados.

IGUAZÚ