Más de 18.000 jóvenes peregrinaron con un sí a la vida en el día de la Patria 2018-05-26T15:02:14+00:00
Más de 18.000 jóvenes peregrinaron con un sí a la vida en el día de la Patria

26 mayo, 2018 · Sociedad · COMENTARIOS: 0

Con la Peregrinación por la Patria, se dio comienzo a las actividades oficiales del II Encuentro Nacional de Juventud. Las calles de la ciudad de Rosario se llenaron de color: jóvenes de todo el país caminaron juntos y anunciaron: “Todos nosotros, junto a la Virgen, le decimos sí a la vida”.

 

ROSARIO (IN). El II Encuentro Nacional de Juventud, que reúne jóvenes de todo el país desde hoy y hasta el domingo en la ciudad de Rosario, abrió la jornada con paso firme. Habiendo transcurrido un día de charlas y talleres con los temas que más los interpelan social y espiritualmente, los jóvenes se congregaron en el Monumento Nacional a la Bandera. Este lugar es signo y símbolo de lo que significa “ser Patria”, en un día tan especial para la Nación.

Se dio inicio al camino con un emotivo momento donde los presentes entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino. Seguido de un fuerte pedido a sus representantes políticos: “Todos los jóvenes junto a la Virgen decimos sí a la vida”. Los vecinos rosarinos se mostraron muy emocionados al ver las multitudes recorriendo la ciudad, y alentaron el camino asomados a los balcones de la avenida Pellegrini. Se apreció el brillo en los rostros de los chicos y las chicas mientas, a pie, con saltos y cantos, se desplazaron por la ciudad.

Agitando banderas argentinas, junto con las propias de sus parroquias y movimientos, la juventud se desplazó por las calles. Como fruto de los talleres realizados en las sedes por la mañana, los chicos también portaron pancartas que reflejaron lo trabajado: “Los jóvenes son de quien los ilumina y ama”, se leyó en uno.

Los animadores a cargo hicieron un llamado a “cuidar toda vida” sobre todo la vida del “joven vulnerable”. Resaltaron: “No se dejen robar la esperanza, seamos portadores de ella y agradezcamos las oportunidades que tenemos”. María, una joven proveniente del barrio porteño de Flores, testimonió: “Esto es un hito en la historia de nuestra patria que da testimonio de la Iglesia joven en la Argentina”.

Ante el interrogante de cómo se renueva la historia los jóvenes respondieron: “Debemos reunirnos y mostrar nuestro protagonismo,” declaró Victoria, de la diócesis de Río Cuarto, “Hoy en día los jóvenes somos re catalogados –continuó- y queremos hacer notar nuestra voz. Venimos a demostrar que la juventud no está perdida.”

La peregrinación simboliza la mayor manifestación de fe y compromiso con la patria de los jóvenes argentinos en el II Encuentro Nacional de Juventud.

Miles de jóvenes abrieron el “II Encuentro Nacional de Juventud”

El II Encuentro Nacional de Juventud quedó oficialmente inaugurado luego del acto y la celebración de la misa presidida por monseñor Eduardo Martín, arzobispo de Rosario, quien invitó a los jóvenes a "renovar la historia”.

Música, jóvenes y sobre todo mucha alegría se vivió en la apertura oficial de este acontecimiento que congrega a más de 18.000 personas de todo el país bajo el lema “Con vos renovamos la historia”.

Luego de la “Peregrinación por la Patria” desde el Monumento a la Bandera, miles de jóvenes se acercaron al escenario principal Cardenal Pironio, en el Hipódromo, para presenciar la apertura oficial del encuentro. El mismo contó con la presencia de la artista plástica Marina Viviana de Mercedes, de Buenos Aires, que homenajeó la historia argentina en el aniversario de la Revolución. A su vez dieron su testimonio Gustavo Mangish y Ana Spinelli, coordinadores de la Pastoral que organizó el primer encuentro, que se realizó en 1985; y Mariano García y Diana Fanlo, actuales coordinadores de la pastoral juvenil argentina.
“Hoy Jesús nos dice, como a Pedro, ¿Me amas, me amas? Entonces jugatela”, gritó a los jóvenes el responsable de la pastoral. Por último, fue el turno de la banda Filocalia que hizo a vibrar a los jóvenes con su música.

La misa fue celebrada por Monseñor Eduardo Martin, arzobispo anfitrión, y concelebrada por los obispos Dante Braida, Ricardo Seirutti y Oscar Miñarro, quienes están a cargo del Área de Jóvenes de la Comisión Episcopal de Laicos y Familias. Además estuvo presente Monseñor José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá.

Durante la celebración, Monseñor Martín agradeció de manera especial la presencia de tantos jóvenes y la decisión libre de asistir. “Ustedes han decidido venir por un acto de libertad. Han hecho esta opción con sacrificio, pues han recorrido muchas distancias, han tenido que trabajar para conseguir los medios para venir”. Por otro lado, hizo referencia a la importancia del encuentro de Dios con los hombres. “El encuentro con Cristo marca un antes y un después en el camino de la vida. El encuentro con Cristo nos hace plenamente humanos”.

“Hoy Jesús te pregunta: ¿qué buscas? ¿qué deseas? ¿qué anhelas? Quizás, saturado de ruidos, o adormecido por las compensaciones que se te ofrecen, has dejado de preguntarte el por qué último de la vida; te has dejado de plantear la búsqueda de una razón para vivir y morir. Estamos acá juntos, para despertar y volver a hacernos las preguntas más importantes de la vida. Preguntas que hoy muchas veces son censuradas. Te dicen: trabajá, estudiá, hacé todo, pero sin preguntarte el por qué último de lo que haces; te dicen que para ser feliz tenés que consumir y te reducen a ser un consumidor de cualquier cosa”.
Además explicó que la historia que se renueva es la de “nuestras vidas y la de nuestro pueblo. Cristo renueva mi historia, mi vida con todas sus luces y sombras, alegrías y dolores. Si nos dejamos encontrar por Él, nos damos cuenta que nuestra vida es sanada, liberada, que nuestro mal es perdonado y emerge todo lo bueno y lo verdadero. El presente se llena de sentido y el futuro lo miramos con esperanza. Si Él está, nuestra vida se hace nueva. Si Él está me hace capaz de una justicia y un bien, de una solidaridad que sólo, jamás podría alcanzar y realizar”.

Finalmente explicó que “nuestra identidad nace de nuestra pertenencia a Cristo y la Iglesia, y es desde ese lugar que los invitamos a meterse, a comprometerse en la construcción de una Patria más fraterna y más justa, llevando a Cristo para que la patria, la sociedad, la cultura encuentren su centro”. Finalmente pidió a los jóvenes que no se dejen “robar a Jesús. Más bien dejen que Jesús les robe el corazón. Y como la Virgen María en las bodas de Caná: hagan lo que Él les diga. Así con Él y con vos renovemos nuestra historia y la de nuestra Patria”.

COMENTARIOS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que Iguazú Noticias considere inapropiados podrán ser borrados.

IGUAZÚ