Las misteriosas ciudades subterráneas checas 2017-08-29T12:54:45+00:00
Las misteriosas ciudades subterráneas checas

29 agosto, 2017 · Turismo

Todo aventurero y amante del misterio puede visitar numerosas ciudades subterráneas en Chequia. Las galerías de mina antiguas, catacumbas, bodegas o escondites secretos conforman un singular sistema subterráneo que te llevará a sus laberintos y rincones misteriosos.

CHINA
Tres aspectos diferentes de la ciudad de Brno.

En la ciudad de Brno puedes visitar tres singulares partes históricas de la ciudad subterránea. La bodega del maestro de las monedas situada en Dominikánské náměstí (la plaza Dominikánské) que forma parte de un sistema de bodegas cuyas exposiciones e instalaciones documentan la industria minera, el Laberinto bajo el Mercado Verde, en el osario bajo la iglesia de San Jacobo que es el segundo más grande de Europa. Los admiradores de la arquitectura e historia, así como los amantes de la adrenalina, encontrarán aquí lo que añoran.

Adrenalina en Znojmo
La ciudad subterránea de Znojmo es el sistema subterráneo más grande en la República Checa; mide casi 27 km. Aparte de la ruta de visita clásica también hay tres rutas de adrenalina que se dividen según su complejidad. Vadearás el agua en la oscuridad, con una linterna en tu casco, atravesarás pasillos estrechos o te subirás por la escalera hacia lo desconocido.

Zona subterránea del palacio de Valtice
En Moravia del Sur, en Valtice, justo bajo el palacio hay unas bodegas de vino históricas de 900 metros de largo en total. Las bodegas fueron fundadas aproximadamente en el año 1289, a la par con la fundación del monasterio de los Hermanos Menores Conventuales. Si decides visitar este lugar, deberías saber que la visita incluye también una degustación de vinos guiada y la exposición de cristal de vino y fósiles.

Pasillo fosforescente en Jihlava
La ciudad subterránea de Jihlava mide 25 km de largo y se formó por interconexión de zonas subterráneas. El comienzo de la apertura de estos pasillos data ya del fin del siglo XIII. Los pasillos, en muchas partes de la zona subterránea, ocupan hasta tres plantas, uno encima del otro, y la ruta más profunda se encuentra a 18 metros bajo el suelo. Una rareza local es el pasillo fosforescente cuyas paredes, una vez iluminadas, fosforecen en verde. De abril a octubre se puede visitar la zona subterránea todos los días, las rutas de visita incluyen también exposiciones enfocadas en minerales o minería.

Laberinto subterráneo en Slavonice
La ciudad subterránea de Slavonice se encuentra en la región de Bohemia del Sur y la verdad es que no es nada para personas sensibles. Los pasillos de aquí son muy pequeños, en algunas partes hay que pasar por el agua en minas de medio metro. Adrenalina pura. Puedes escoger entre dos rutas de visita, irás acompañado por un guía llevando capa, botas de goma y linterna.

Espantajos en Tábor
La ciudad subterránea medieval de Tábor se compone de 3 plantas y está situada hasta a 16 m bajo el nivel actual del terreno. La ciudad de Tábor decidió utilizar composiciones de espantajos para convertir su zona subterránea en algo extraordinario. En los pasillos subterráneos podrás encontrar a un alquimista medieval, el fantasma de la “dama blanca”, el verdugo o la momia.

El pozo más ancho está en Mělník
La ciudad histórica de Mělník se encuentra al norte de Praga. Laciudad subterránea de aquí posee el pozo más ancho en la República Checa. El diámetro del pozo es de más de 4,5 metros y la profundidad es de 54 metros. Caminando por el pasillo histórico hacia el pozo, podrás visitar la exposición de la justicia competente a imponer la pena capital, y si prestas más atención, verás fósiles de conchas y trilobites en las paredes —restos que se han conservado de la era de glaciación—.

Fuente: CzechTourism

COMENTARIOS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que Iguazú Noticias considere inapropiados podrán ser borrados.

IGUAZÚ