Jóvenes de Alemania ayudaron a refaccionar una escuela de Puerto Iguazú 2017-07-19T16:27:41+00:00
Jóvenes de Alemania ayudaron a refaccionar una escuela de Puerto Iguazú

19 julio, 2017 · Sociedad · COMENTARIOS: 0

Como viaje de fin de curso, jóvenes de la ciudad de Hamburgo, de Alemania, visitaron la Argentina para pintar una escuela de la diócesis de Puerto Iguazú, en Misiones. Durante su estadía, también ayudaron a una familia a reconstruir su hogar, que había sido destruido por inundaciones.

Un grupo de 15 jóvenes viajó desde la ciudad de Hamburgo, en Alemania, a la Argentina para ayudar a pintar una escuela católica de la diócesis de Puerto Iguazú, en Misiones.

En vez de realizar el tradicional viaje de fin de curso y pasear por algún destino turístico del mundo, los jóvenes de 16 años prefirieron trabajar durante un año para recaudar dinero e ir a la Argentina a ayudar a la escuela hermana, el Instituto San Miguel, ubicado en la localidad de Eldorado, en Misiones.

Del 2 al 15 de julio, los estudiantes de la Escuela Católica de Hamburgo realizaron tareas de limpieza y restauración del edificio escolar, que se encuentra ubicado en una zona de escasos recursos económicos. También, al escuchar la historia de una familia que había sido afectada por una inundación, visitaron su hogar y le construyeron una nueva casilla.

Durante su estadía, fueron recibidos en casas de familia, con quienes compartieron momentos de intercambio cultural y fraternal.

Visita del arzobispo de Hamburgo
El arzobispo de Hamburgo, monseñor Stefan Hesse, visitará la diócesis de Puerto Iguazú del 25 al 30 de julio. El prelado recorrerá la región y celebrará una misa junto con el obispo de Puerto Iguazú, monseñor Marcelo Raúl Martorell, el jueves 27 de julio, en la escuela en la que trabajaron los jóvenes en Eldorado.

Carta de la maestra al regresar a Alemania
"Hemos llegado sanos y salvos a Alemania y no paramos de soñar de las dos semanas pasadas. En este punto quiero reiterar un inmenso gracias, porque sin la ayuda de ustedes y la organización desplegada (familias, gendarmería, autobús, comida excursiones…) no hubiese sido posible desarrollar tan maravillosamente este proyecto. ¡Simplemente fue grandioso! Sentimos que ustedes pusieron el mundo a nuestros pies.

Me siento tan orgullosa de todos y estoy tan agradecida de que nos hayan dado la posibilidad, especialmente a los alumnos, de conocer una cultura distinta y toda una forma de vida diferente. No fue un dato menor la experiencia de pintar la escuela para poner un signo de hermandad viva entre las dos escuelas a través de un apoyo concreto en el lugar.

Nuestros alumnos están aún muy impresionados y a partir de ahora tienen otros ojos para ver el mundo. Es la primera vez que vieron realmente lo que es pobreza en serio y como, a pesar de ello, vieron gente tan hospitalaria (la señora Gladis, a quien le construyeron la casilla, que no tiene nada y nos invita a tomar mate con ella) y vieron chicos con tanta alegría en sus sonrisas (jugando en la escuela).

Les deseo para la próxima semana mucha alegría con Gertrud, Michael, Godehard, Erk y el arzobispo monseñor Stefan Hesse.

Espero se pongan contentos con el trabajo que hicimos y seguramente tendrán motivo de escuchar anécdotas de algunas bromas y travesuras de mis alumnos.

Muy cordiales saludos y un fraterno abrazo de Katrin Hoppmann (maestra de los alumnos de la Escuela Católica de Hamburgo)" (18 de julio de 2017).

COMENTARIOS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que Iguazú Noticias considere inapropiados podrán ser borrados.

IGUAZÚ