El multimillonario árabe Ali Albwardy está en Iguazú preparando la re-inauguración del Meliá 2018-11-25T14:37:06+00:00
El multimillonario árabe Ali Albwardy está en Iguazú preparando la re-inauguración del Meliá

24 noviembre, 2018 · Sociedad

Albwardy arribó el viernes a Iguazú a ultimar los detalles para la gran reinaguración del Meliá, el próximo miércoles 12 de diciembre, único hotel 6 estrellas de la Argentina para las grandes celebridades mundiales.

 

IGUAZÚ (IN). Será con un gran evento que contará con la presencia del presidente Mauricio Macri. Economis intentó averiguar nombres de otros invitados (celebridades locales y del exterior) que llegarán para participar de la apertura, contactando a varias personas que participan de los preparativos, pero la lista se maneja bajo siete llaves.

Albwardy –que maneja un fondo de inversiones de Dubai de u$s20.000 millones) llegó este viernes a visitar por segunda vez el hotel que adquirió en agosto del año pasado. Lo hizo en su avión privado, acompañado de Marcelo Wolodarsky, el empresario que maneja sus intereses en la Argentina. El multimillonario oriundo de Dubai, amante del polo, ya se encontraba en Buenos Aires como cada mes de noviembre que arranca el Campeonato Argentino Abierto.

También llegaron con Albwardy gerentes de la división hotelera de su grupo y los gerentes de la cadena Meliá. La firma española gerencia el hotel propiedad de Albwardy y aportó parte de los fondos para la remodelación. El desembolso para las refacciones superó los 15 millones de dólares.

La primera vez que Albwardy vino a Iguazú como dueño del hotel –visita el lugar desde hace décadas- fue el 21 de noviembre del año pasado, cuando estuvo enseñándole en detalle al gobernador Hugo Passalacqua su proyecto para el ex Sheraton Iguazú. “Voy a hacer uno de los mejores hoteles del mundo y vos me vas a ayudar”, le dijo Albwardy a Passalacqua en la habitación presidencial, ante la presencia de Economis como único testigo. Esa habitación tras las reformas ahora cuenta con dos pisos y piscina privada.

Es un lugar destinado a reinas y reyes, presidentes, jeques árabes, multimillonarios asiáticos, estrellas mundiales de rock, que llegarán atraídos por el magnetismo de las Cataratas, como siempre. Pero ahora potenciado por la remodelación a nuevo del único hotel dentro del Parque Nacional. El Sheraton Iguazú –cabe recordarlo- se había construido para el Mundial 78 y desde entonces tuvo varias reformas, aunque ninguna con tantos cambios e inversiones como ahora.

Más de 70 millones de dólares

Se pondrá en marcha así la mayor inversión privada en Misiones de los últimos tiempos y una de las más importantes por su impacto turístico y promocional para la provincia. Entre la compra del ex Sheraton y lo invertido en refacciones se calcula un desembolso que supera los 70 millones de dólares. Aunque el monto de la compra nunca fue informado oficialmente.

La inversión de Albwardy, también, representa una de las pocas claras victorias de la puja permanente entre Brasil y la Argentina por inversiones que podrían ir a uno u otro lugar. Foz de Iguazú no cuenta con un hotel de estas características. Albwardy potenció con su proyecto las cualidades del lado argentino de las Cataratas, sobre todo como atractivo de las personalidades y turistas de alto poder adquisitivo de todo el mundo.

El Meliá Iguazú pasa a ser un hotel súper exclusivo, con 173 habitaciones. Uno de los cambios importantes es el de los parques que rodean al edificio principal, con la nueva piscina como punto dominante.

Exactamente frente a la garganta del diablo, la imponente piscina con bordes “sin fin” permite al turista sentir que se está refrescando en las mismas Cataratas. Albwardy, que compró muchos hoteles en lugares exóticos como Tanzania o las islas Seychelles, puso mucho énfasis en lograr una mayor integración entre los espacios exteriores del hotel y el medio ambiente. A tal punto que muchas reformas debieron ser consensuadas con la Administración de Parques Nacionales.

También será central la oferta gastronómica, con mayor protagonismo de los frutos y productos típicos de Misiones. El restaurante del hotel se llama Garbo, evocando a la época de oro de Hollywood. También se reformó completamente el bar de la terraza, otro punto clave del hotel por su vista privilegiada a la Garganta del Diablo, desde ahí se puede apreciar el vapor eterno que emana de una de las 7 Maravillas del Mundo. Cualquier persona puede acceder a estos puntos, sin ser huésped. Claro está, habrá que superar cierta intimidación que genera tanto lujo y exclusividad para las personas “de a pie” (el sendero que lleva al circuito inferior sigue teniendo un acceso directo hacia el Melia Iguazú y no existe ninguna restricción para entrar al hotel).

El hotel contará con un servicio de mayordomo permanente para aquellos huéspedes que lo soliciten (como en la película “Sex and the City 2”, que transcurre en un hotel 6 estrellas de Dubai, la ciudad de origen de Ali Albwardy).

¿Por qué un hotel 6 estrellas?

El Meliá Iguazú pasará a ser desde el 12 de diciembre un hotel 6 estrellas, el único de la Argentina. Hay que aclarar que oficialmente no existe la categoría de 6 estrellas, sino que es una categorización que puede adoptar cada hotel, autodenominándose de esa manera. Naturalmente, esa denominación hay que sostenerla y en el negocio hotelero de este nivel nadie está para engañar al turista. Quienes visitan el Meliá Iguazú son celebridades, empresarios, políticos, artistas y personalidades de todo el mundo, acostumbrados a lo mejor.

Como muestra de que el Meliá es un hotel de superlujo, basta con un dato elocuente. La diferencia de precio por una noche en el Meliá y dos de los hoteles que compiten en ese nivel se amplió.

Por ejemplo. Según los precios publicados en sitios para reservas (Booking, Despegar, Trivago) una noche en el Meliá Iguazú tiene un precio de lista que oscila entre $30.000 y $27.000 pesos para dos personas. En tanto, una noche en el Iguazú Grand o en el Loi Suites (dos que podrían completar un hipotético podio) rondan los 15.000 pesos. Es importante destacar que los precios de lista pueden bajar hasta un 50% según la demanda o el sitio por donde se realiza la reserva.
Los hoteles de Iguazú suelen bajar sus precios considerablemente entre lunes y jueves o bien, los fines de semana siguientes a uno largo.

Fuente: http://www.economis.com.ar/

COMENTARIOS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que Iguazú Noticias considere inapropiados podrán ser borrados.

IGUAZÚ