Día mundial para la prevención del suicidio: derribar mitos para cuidarnos mejor 2018-09-10T22:42:04+00:00
Día mundial para la prevención del suicidio: derribar mitos para cuidarnos mejor

10 septiembre, 2018 · Sociedad · COMENTARIOS: 0

Acompañar a quien se siente en una encrucijada es lo que puede hacer realmente la diferencia. Intentar dar respuestas simples a problemas complejos es una tendencia muy común entre nosotros, los seres humanos. Este mecanismo, lejos de ayudarnos a entender y actuar de la mejor manera posible, encorseta nuestra mirada y provoca que aparezcan con rapidez las respuestas preconcebidas y los prejuicios.

Por Silvia Bentolila, psiquiatra y especialista en salud mental en situaciones críticas (M.N. 59647)

Así, se cierra la posibilidad de escuchar a quien se encuentra en una situación de sufrimiento y nos aleja de aquello que puede hacer la diferencia de verdad: acompañar a quien se siente en una encrucijada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) nos propone revisar algunos mitos y prejuicios para reflexionar sobre el tema y estar más atentos.

El primer mito socialmente instalado que es necesario derribar es la creencia de que el que dice o amenaza con que se va a quitar la vida no lo hace. Esto es falso: la mayoría de las personas que lo intentan (o efectivamente lo realizan) ya le hicieron saber a alguien su propósito. En este sentido es que se recalca la importancia de la escucha.

Muchas veces, la sensación de incredulidad, impotencia o angustia frente un comentario deslizado en una conversación hace que lo minimicemos o lo desestimemos. Está científicamente documentado que quien está atravesando esta situación es ambivalente, por lo que, con frecuencia, no tiene una decisión irrevocable (otro mito es creer lo contrario).

Si comprendemos en profundidad lo que esto significa, se torna aun más crucial el lugar de la escucha para prevenir una toma de decisión errónea. Al entender que el otro se encuentra en una posición ambivalente, también tomamos la dimensión de la posibilidad de ayudarlo, tanto buscando asistencia profesional como acompañándolo en el proceso. Muchas situaciones se atraviesan y elaboran al poder mirarlas en perspectiva y desde un lugar más calmo, algo que en plena tormenta nos resultaba insoportable o insuperable.

Cuidar y ser cuidados comprende la difícil tarea de aceptar al otro como igual y, a la vez, diferente a uno mismo. Bajo esta perspectiva es posible que se produzca un verdadero encuentro, un vínculo de cuidado hacia y desde quien consideramos como un semejante. La comprensión del sufrimiento del otro se halla en entender que todos, en algún momento, hemos pasado por una situación de desesperación, angustia o encerrona.

TN

COMENTARIOS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que Iguazú Noticias considere inapropiados podrán ser borrados.

IGUAZÚ