Crónica de una pelea anunciada 2016-12-19T09:59:48+00:00
Crónica de una pelea anunciada

19 diciembre, 2016 · Política · COMENTARIOS: 0

Si bien se trata de una interna que por más que se desarrollaba en silencio no pasaba desapercibida, la puja por el cartel se oficializó a través de un intercambio de comentarios en las redes sociales que concluyó con un Sartori que mandó nada más y nada menos que a Mingo Martínez a “atender sus funciones en la municipalidad y hacer declaraciones en su respectivo espacio”… ¿qué pasó?

Es que por más que compartan fotos, intendente mediante, Sartori y Martínez son los protagonistas de la interna filippista. El objetivo: “Ser el hombre en las Elecciones 2017”.

El boleto los pone nerviosos. A principio de cada año, el concejo deliberante vive su mayor momento de tensión cuando se “analiza” el aumento del boleto urbano… claro, la mayor parte de la gente utiliza este servicio a diario y por lo general es responsabilidad del oficialismo pagar el costo político que acarrea cualquier tipo de aumento, así sea mínimo.

Allá por marzo de 2016, Sartori decidió no pagar ese costo político, y más allá de su alianza con el actual intendente, dio un paso al costado y pidió “audiencia pública” para tratar el aumento del boleto. Por ponerse “la camiseta de doña Rosa” –como él mismo dice– o por oportunismo política, lo concreto es que este movimiento enojó a muchos, entre ellos al actual presidente del Concejo, Juan José Raynoldi. Desde allí se produjo una ruptura que muchos aseguran fue lo que motivo a Raynoldi a ir nuevamente por la presidencia –lugar, que en la teoría de acuerdo políticos durante el año pasado, le correspondía a Sartori desde el 10 de diciembre pasado–. Así nacía la interna en la puja por el manejo del Legislativo.

¡Se larga Mingo!. En esas mismas fechas, cuando la av. Córdoba comenzaba a arder, en la av. Tres Fronteras se empezaba a correr el rumor sobre una eventual candidatura de Domingo “Mingo” Martínez, para el 2017. El rumor era oficial y esto perjudicaba directamente a una sola persona, a Sartori, quien hasta el momento era el “único” candidato natural del filippismo en escena.

El enemigo de mi enemigo es mi amigo. Con Raynoldi saliendo a buscar su reelección como Presidente del Concejo y Mingo su título para el 2017 de “el hombre de Filippa”, dos lugares que aparentemente pertenecían por “acuerdos políticos” a Sartori, Raynoldi y Mingo no tardaron en formar una alianza. A ambos le sirve que Sartori se debilite.

Allegados a Sartori dicen que Raynoldi salió a buscar los avales para retener la presidencia en el concejo, mientras Mingo, realizaba un trabajo fino en el Ejecutivo para obtener el apoyo. “Lo acostaron”, dicen. Raynoldi terminó reteniendo la presidencia, se alzó con 5 de los 7 votos, con un notorio respaldo del actual intendente.

En este contexto político y luego de que Sartori diera a conocer a través de las redes sociales su postura sobre la presentación del estudio de costo de boleto por parte de la empresa Río Uruguay, Mingo Martínez realizó un comentario que molestó al actual concejal.

“Esperamos que todos los concejales analizasen detalladamente esta situación, convengamos que recién es un Expediente Ingresado que tomó estado parlamentario, por lo tanto no se tratara en el presente Año”, intentó minimizar Mingo.

cronica-de-una-pelea-anunciada-1

“no se trató todavía como se espera que el mismo pasara a comisión, y luego tendrán que ser inteligente y pensar con responsabilidad y sobre todos pensando en la situación que vive nuestra Ciudad Actualmente, sin dudas que los concejales que son parte de una política de gestión, deben tener en claro, que no se pueden olvidaran de su Gente......”

“Ciudadanos de Iguazú este Expediente no está Aprobado Todavía!” finalizó.

Sartori no la dejó pasar y salió al cruce con los tapones de punta: “Al sr. Mingo Martínez que atienda sus funciones en la municipalidad y haga declaraciones en su respectivo espacio” y añadió, “yo me ocupo de mi trabajo de concejal junto a mis pares legisladores en el concejo, y fijo mi postura en mi espacio. Y vuelvo a reiterar, para algunos desprevenidos, y como mencione antes..."nadie acaricia un caballo que no pretende montar".

Crónica de una pelea anunciada

[cptr]

[cresta-social-share]

[post-views]