“Con María de Loreto, revivimos y amamos nuestra historia” 2017-11-20T13:21:54+00:00
“Con María de Loreto, revivimos y amamos nuestra historia”

19 noviembre, 2017 · Sociedad · COMENTARIOS: 0

La XVI Peregrinación al Centro de Espiritualidad de Loreto reunió a más de 7500 mil personas, que llegaron de distintos puntos de la diócesis y de diferentes formas, pero la gran mayoría, llegó caminando y movido por la fe en la inquebrantable María de Loreto, protectora de la diócesis.

LORETO. Una fiesta que reunió a familias y a grupos de amigos de distintas zonas pastorales. Y de la cual los principales participes fueron los jóvenes, una celebración que como todos los años, fue cargada de emoción y de felicidad por el encuentro.

Durante la tarde del día sábado 18 de noviembre desde Posadas, Alem y Jardín América, los peregrinos partieron en simultáneo rumbo al Centro de Espiritualidad, después de haber recibido la bendición de Monseñor Juan Rubén Martínez. De Posadas partieron más de 1500 personas y el resto se fue sumando en el camino. De la zona de Alem, partieron alrededor de 200 personas y de Jardín hicieron lo propio más de 300.

En las horas de caminata, y durante la noche más peregrinos se fueron sumando a la procesión, esperando en sus postas, o en las diferentes paradas ubicadas en puntos estratégicos de la diócesis. Llegando a un total aproximado de 6 mil peregrinos. En cada parada también se vivió una fiesta y se noto allí la consolidación de este evento como un símbolo de nuestra religiosidad popular.

De la peregrinación, en las diferentes zonas, participaron varios sacerdotes, religiosos y religiosas, familias completas, abuelos y padres que caminaron juntos bajo el lema “Con María, revivimos nuestra historia...” recordando de manera especial que este año celebramos el 60 aniversario de la diócesis.

De esta manera se cumplieron 16 años de caminata ininterrumpida en la diócesis, marcando sin lugar a dudas un punto importante en el calendario de la agenda diocesana y de la pastoral Orgánica.

A las 4:30 de la mañana, del domingo 19 de noviembre, cerca de 250 bicicletas partieron desde la rotonda de Posadas. Después de haber recibido la bendición correspondiente, fueron guiados y coordinados por el seminarista Javier Alegre.

Un dato para destacar es que durante la noche, mientras los peregrinos de las tres zonas caminaban, en la capilla Nuestra Señora de Loreto, ubicada en el centro de la localidad, se llevó a cabo la adoración al santísimo, que fue guiada y coordinada por la Comisión de Laicos.

Por otro lado un hecho muy importante es la gran participación de Jóvenes durante toda la peregrinación. En las tres zonas se pudo ver como ellos, de muy corta edad, caminaron como grupos juveniles de las comunidades, como grupos de amigos o simplemente en pareja y también en soledad. En esto es importante destacar el trabajo previo realizado por el equipo operativo y desde la Secretaria de Educación Católica, con las escuelas y la misión diocesana. (La visita de los colegios al centro de espiritualidad durante el año, y la visita de las Imágenes de Loreto a las instituciones educativas, privadas y estatales y también a algunos medios de comunicación).

Además al finalizar la celebración eucarística del día domingo, el Canciller de la diócesis, el presbítero Sebastián Escalante leyó el decreto de creación del Santuario Diocesano “Nuestra Señora de Loreto”, momento que tendrá ocasión el próximo domingo 10 de diciembre. Como dice el decreto y teniendo en cuenta los cánones romanos “este lugar se ha convertido en un espacio de unión espiritual y un centro de devoción que permitirá que más familias, personas y comunidades se acerquen a Dios.” La misa de Erección del Santuario, tendrá lugar el próximo domingo 10 de diciembre en la misa que será presidida por nuestro obispo Juan Rubén a las 10 de la mañana en el centro de espiritualidad, hoy Santuario, Nuestra señora de Loreto.

Recordemos que la localidad de Loreto, fue elegida hace unos años como capital provincial de la espiritualidad.

Misa Central
El domingo 19 el clima de fiesta fue similar o superior. Ya que el Centro de Espiritualidad recibió a 7500 mil visitantes, superando ampliamente las visitas de años anteriores. Y sumado a que fue un día precioso, con un cielo despejado y con una temperatura agradable.

La misa central fue presidida por Monseñor Juan Rubén Martínez, y concelebrada por todos los sacerdotes de la diócesis. Contando con la presencia de todos los diáconos. Los seminaristas fueron los encargados de la organización de la liturgia, encabezamos por el Canciller de la diócesis, el presbítero Sebastián Escalante.

Recordemos que esta celebración fue muy especial, ya que en esta celebración se leyó el decreto de creación del Primer Santuario Diocesano, se rezó además por primera vez, junto a la Iglesia del mundo, la Jornada Mundial por los Pobres, además los jóvenes pertenecientes a la pastoral de la Juventud iniciaron la misión con “La Cruz Peregrina del Nea” (la cruz recorrerá las parroquias durante todo el 2018, permaneciendo al menos una semana en el lugar y haciendo un llamado al despertar de los jóvenes a que se sientan motivados a hacer una misión evangelizadora con sus familias, colegios y comunidades, más adelante habrá más información precisa) y principalmente se recordó a los Santos Mártires y la figura de Roque González. Una verdadera fiesta que concluyo en el Centro de Espiritualidad.

Durante la homilía, Monseñor Juan Rubén destacó: “el amor y la caridad son claves para evangelizar. Evangelizar es transformar la vida de los demás, es involucrarse con amor y ayudar a los más necesitados”

Recordemos que durante la jornada de este domingo se rezó de manera especial por los pobres de nuestra diócesis, y que en su mensaje destinado a esta jornada el Papa Francisco, hacia un llamado “amar no solo de palabras sino con obras”, claramente haciendo un llamado a mirar a las periferias donde hay hermanos que no lo tienen todo. En consonancia con este pedido Monseñor Juan Rubén nos llamó a amar con gestos concretos, desde nuestras palabras y nuestras vidas, pero sobre todo que en nuestro corazón experimentemos el amor profundo para poder donarnos que nos permite junto con la caridad evangelizar como Iglesia Católica.

El prelado durante la homilía llamó a tener gestos concretos en nuestros corazones para ser una iglesia evangelizadora, “solamente cuando realmente tengamos a los más privilegiados de la Iglesia en nuestro corazón, los pobres, podemos llamarnos cristianos. Porque es a partir de la “caridad” que nos constituimos como cristianos y evangelizadores, “porque la caridad es la clave para que sea creíble la acción evangelizadora de la Iglesia”, fueron algunas de sus palabras.

Continuo diciendo “Por ellos y a partir de esta caridad aprendemos que amar es dar la vida y los cristianos tenemos este eje de dar la vida a través de la caridad”, y remarcó que cuando hablamos de pobre no sólo nos referimos a los que sufren de miseria y hambre, sino también a aquellos que son pobres de corazón, porque están vacíos.

El Obispo también se mostró muy agradecido de poder celebrar la Misa Centra de la XVI Peregrinación a Loreto porque “hay muchas cosas para agradecer y pedir éste lugar que es le caracú de lo que somos”, dijo. “Estamos en el lugar esencial de lo que somos porque fue y es un lugar importante, que dio origen a nuestra historia” y aclaró que fue por eso que se escogió ese lugar para agradecer los 60 años de Nuestra Diócesis y nos convocamos como pueblo de Dios para decir gracias. “Nos hace bien para el presente recordar todo esto para que desde nuestra identidad podemos responder”, señaló. Además destacó el trabajo de estos años de Peregrinación que lograron despertar la fe nuestro pueblo que cada año se suma para decir presente en cada peregrinación y es gracias a esa intensificación el 10 de diciembre Día de Nuestra Loreto el Centro de Espiritualidad será declarado el Primer Santuario Diocesano.

Para Finalizar, Monseñor, llamó a pedir que como cristianos podemos ser sal y luz y que podemos amar de verdad. “Ojalá que desde esta Eucaristía comprendamos esto de dar la vida a través del ejemplo de los Santos Mártires de nuestra Iglesia que amaron hasta dar la vida, porque hoy necesitamos gente que ame de verdad, porque los cristianos tenemos que será sal y luz”, concluyó.

Al finalizar la misa el Obispo bendijo a todos los feligreses y les dio las gracias por animarse a esta misión, a este encuentro que nos une como una Iglesia en búsqueda constante de amor y misericordia Divina expresada a través de la Madre María.

COMENTARIOS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que Iguazú Noticias considere inapropiados podrán ser borrados.

IGUAZÚ