Cayó “Pizzita”, un narco-prófugo con captura que era buscado en varios países 2018-09-19T23:03:43+00:00
Cayó “Pizzita”, un narco-prófugo con captura que era buscado en varios países

19 septiembre, 2018 · Policía Federal, Seguridad · COMENTARIOS: 0

Hugo Daniel R. era un trotamundos del delito: tenía causas en Suiza, Italia y Alemania, donde se lo acusó de ser la “conexión argentina” de una peligrosa red de tráfico de drogas. Vendía cocaína en el complejo habitacional Lugano I y II.

 

CIUDAD DE BS. AS. (IN). A partir de una denuncia anónima, el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, comenzó a investigar la venta de estupefacientes al menudeo en el complejo habitacional de Lugano I y II. Las tareas de inteligencia que realizó la Policía Federal Argentina dieron cuenta de que se estaba frente a un criminal muy peligroso, conocido en el barrio como “Pizzita”. Con pedido de captura nacional e internacional, tenía un prontuario de película: robos en Suiza y Alemania; apresado en Italia por tenencia de drogas; pieza de una banda narco trasnacional que llegó a imputarle un dedo a una mula que había hecho mal su “trabajo”. Fue detenido en Caballito con 39 tizas de cocaína listas para la venta.

“Esta detención tan importante fue posible gracias al compromiso de los vecinos de Lugano, que hicieron la denuncia y nos permitieron empezar a investigar. Los ciudadanos confían en que nosotros vamos a hacer nuestro trabajo: invertimos en inteligencia criminal, en despliegue de las fuerzas federales en el territorio, en cooperación policial con las autoridades locales y el Poder Judicial. Así es que día a día estamos consiguiendo resultados en materia de prevención y lucha contra los delitos complejos”, expresó la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

El mensaje anónimo fue recibido hace aproximadamente tres meses. El dato clave: se informaba sobre la comercialización de sustancias ilegales en la calle Soldado de la Frontera al 5200, en el complejo de Lugano I y II de la Ciudad de Buenos Aires. Frente a ello, la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal –institución que comanda Néstor Roncaglia- comenzó a desarrollar una serie de tareas de campo en la zona, a instancias de la Procuraduría de Narcocriminalidad de Diego Iglesias, que intervino a través de la Secretaría de Matías Álvarez.

La pesquisa incluyó vigilancias encubiertas en la zona y entrevistas con vecinos. Así se pudo obtener la identificación de un hombre que frecuentaba un estacionamiento y una plazoleta en la intersección de Ramírez y Soldado de la Frontera. A Hugo Daniel R. lo conocían como “Pizzita” y se lo señaló como el responsable de la comercialización de cocaína y marihuana en pequeñas dosis. Fue entonces cuando los detectives empezaron a sumar información sobre el sospechoso y dieron cuenta de que estaban ante un prófugo internacional de máxima peligrosidad, que había logrado evadir a la Justicia por más de nueve años.

La investigación

El personal de la Policía Federal consultó al sistema policial IDGE, que arrojó que “Pizzita”, argentino, de 56 años, registraba un pedido de captura nacional e internacional por requerimiento del Juzgado Nacional en lo Penal Económico N°1. Esta fue tramitada a través de la División Asuntos Internacionales de Interpol cuando, en agosto de 2009, fue condenado a la pena de cinco años de prisión por infracción a la Ley 22.415 de Código Aduanero, evadiendo desde ese momento la orden de detención.

A partir de ello, los inspectores profundizaron la búsqueda en las calles, estableciendo una prolongada vigilancia en las inmediaciones. Así se determinó fehacientemente que Hugo Daniel R. frecuentaba los lugares indicados por los vecinos. El siguiente paso fue determinar su domicilio u otros sitios que frecuentara para poder concretar su arresto de la manera más rápida posible.

La intervención de líneas telefónicas de sus allegados resultó fundamental para obtener esa información. De las escuchas surgió que “Pizzita” entraba y salía con habitualidad de la casa de su madre, ubicada en Soldado de la Frontera al 5300, Lugano.

El prontuario

El raid delictivo de “Pizzita” comenzó en Zúrich, Suiza, en 1983, donde se lo acusó por robo. Un año más tarde volvió a cometer el mismo delito, pero en Frankfurt, Alemania. En 1992 fue detenido por la Policía de Italia por tenencia de estupefacientes, y por las pruebas dactiloscópicas se corroboró que utilizaba una identidad falsa.

En diciembre de 1998 fue involucrado por la Policía de Krefeld (Alemania) en la denominada “Operación Orly”, en la cual se desarticuló una organización trasnacional integrada por narcos de distintos países de Europa y América Latina. La “conexión argentina” estaba conformada por “Pizzita” y otro hombre que exportaban cocaína desde la Argentina hacia Europa.

La modalidad: transportaban la droga a través de mulas aéreas hacia Alemania, Francia, España, Polonia e Italia. Muestra del nivel de violencia de la banda fue el ataque a una de las personas que debía mover el estupefaciente y que, al fallar en una entrega, sufrió la amputación de un dedo de una de sus manos como castigo.

En febrero de 2000, Hugo Daniel R. fue aprehendido junto a otros dos cómplices en la Capital Federal. Entre los tres cargaban seis kilos de cocaína. En 2008, finalmente, quedó envuelto en una causa en la que la Policía de Seguridad Aeroportuaria investigaba delitos de contrabando. Tras el arresto de una de las mulas que llevaba seis kilos de cocaína en una valija, se lo imputó y se lo condenó a cinco años de prisión.

La detención

El seguimiento de los efectivos de la Policía Federal permitió identificarlo en la vía pública. El arresto se materializó sobre José María Moreno al 600, en el barrio porteño de Caballito.

Durante el procedimiento se secuestraron 39 dosis de cocaína distribuidas en cápsulas de plástico individuales similares a una tiza. También se incautaron 150 tubitos plásticos de pequeñas dimensiones, dos teléfonos celulares, dinero en efectivo y documentación que permitirá estudiar nuevas conexiones.

COMENTARIOS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que Iguazú Noticias considere inapropiados podrán ser borrados.

IGUAZÚ