“Agua grande, selva y vida”: Naturaleza, música y poesía 2017-10-31T23:29:22+00:00
“Agua grande, selva y vida”: Naturaleza, música y poesía

31 octubre, 2017 · Cultura

“Agua grande, selva y vida” es el título de la galopa que, con letra de Jorge Padula Perkins y música e interpretación de Julio Rolon, le canta a las Cataratas del Iguazú y a su entorno.

El binomio formado por Rolon y Padula Perkins ha creado más de una docena de piezas musicales en distintos ritmos del folklore litoraleño y tango.

La singularidad de “Agua grande, selva y vida” es que, nacida como poesía y en función de su participación en el Concurso Internacional de Cuento y Poesía “Cataratas, maravilla natural”, resultó acreedora de una mención de honor, antes de transformarse en la rica pieza musical compuesta e interpretada por Julio Rolon.

El referido certamen fue declarado de Interés por el Parque Nacional Do Iguaçu y la Fundação Cultural de Foz Do Iguaçu, Brasil y por el Honorable Concejo Deliberante de Puerto Iguazú, Argentina y los primeros premios correspondieron a Delia Beatriz Chinellato, por su poesía “Magnificencia a las cataratas del Iguazú” y a Fernando Ariel Kosiak, por su cuento “Agua”.

Chaqueño que ha transcurrido parte de su vida en Misiones, Julio Rolon es un cantante y guitarrista afianzado como uno de los más valiosos intérpretes de la galopa.

Este ritmo es una de las manifestaciones artísticas de fuerte raigambre litoraleña y guaranítica. La galopa tendría su origen en Paraguay, y debería su nombre a la expresión francesa "galop" (galope). Adoptada por los músicos misioneros, ha adquirido características peculiares y trocado en uno de los estilos musicales típicos de la región.

“Agua grande, selva y vida” (Jorge Padula Perkins/Julio Rolon)

Desafían los vencejos al torrente;
lo atraviesan con sus ansias por volar.
Y hasta anidan en el muro subyacente,
protegidos por el agua en su raudal.

Selvas mixtas de región paranaense
del lapacho, el palo rosa y el aguay;
de coatíes, mariposas y de peces;
del ceibo, del ingá y del curupay.

Agua grande, Iguazú, caudal de afluentes,
hogar magno del tucán y del cupay;
cataratas que se lanzan, imponentes,
cuando el río en el barranco halla el final.

Maravilla universal del continente
de Brasil y de Argentina, majestad.
Más de doscientas cascadas imponentes
con la Garganta del Diablo y su caudal.

Agua y tierra guaraní como su gente.
Selva y río que se enciende en un tronar,
cuando cae el agua toda en la pendiente
para irse mansamente al Paraná.

De colores y sonidos persistentes
plena la vida animal y vegetal,
donde el río que se torna arborescente
es demiurgo de la magia del lugar.

COMENTARIOS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que Iguazú Noticias considere inapropiados podrán ser borrados.

IGUAZÚ