10 de Septiembre: Día Mundial de la Prevención del Suicidio 2017-09-07T20:52:49+00:00
10 de Septiembre: Día Mundial de la Prevención del Suicidio

7 septiembre, 2017 · Salud · COMENTARIOS: 0

El domingo es el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, y en Posadas se desarrollará mañana la IV Jornada de Prevención del Suicidio con los Medios de Comunicación, en el auditorium Montoya.

MISIONES. “Informar correctamente es una forma de prevenir el suicidio No hay que ponerlo en las primeras planas, no hacer sensacionalismo para aumentar tiraje de ventas, no explicar cuál ha sido el método porque se copia. Y siempre hay que mostrar que existe en la comunidad tal hospital, tal centro de salud, tal línea telefónica donde uno puede pedir ayuda”, remarcó el médico psiquiatra y especialista en la temática Dr. Hector Basile.

Basile explicó que el suicidio es el acto de quitarse deliberadamente la propia vida, en tanto que el comportamiento suicida “es cualquier acción que pudiera llevar a una persona a morir”.

Causas

El 90% de los suicidios se vincula con problemas mentales, especialmente depresión y abuso de sustancias; sin embargo, resulta de factores complejos y es más probable en situaciones de crisis socioeconómica, familiar o individual. Fracaso en los estudios y problemas de castigos o abuso sexual, sobre todo en chicos y adolescentes. Entre estas últimas figuran la pérdida de un amigo íntimo o de un familiar, vivir solo, la pérdida del trabajo o problemas en este contexto, entre otras.

Entre los factores de riesgos asociados con la salud y con la sociedad en general aparecen las dificultades para obtener acceso a la atención de salud y recibir la asistencia necesaria, la fácil disponibilidad de los medios utilizables para suicidarse, el sensacionalismo de los medios de difusión en lo concerniente a los suicidios, que aumenta el riesgo de imitación de actos suicidas, y la estigmatización de quienes buscan ayuda por comportamientos suicidas o por problemas de salud mental y de consumo de sustancias psicoactivas.

Entre los riesgos vinculados con la comunidad están las guerras y desastres, el estrés ocasionado por la aculturación (como entre pueblos indígenas o personas desplazadas), la discriminación, un sentido de aislamiento, el abuso, la violencia y las relaciones conflictivas. Y entre los factores de riesgo a nivel individual cabe mencionar intentos de suicidio previos, trastornos mentales, consumo nocivo de alcohol, pérdidas financieras, dolores crónicos y antecedentes familiares de suicidio.

La Organización Mundial de la salud propone tres clases estrategias para contra restar estos factores de riesgos Las de prevención “universal”, diseñadas para llegar a toda una población, pueden procurar aumentar el acceso a la atención de salud, promover la salud mental, reducir el consumo nocivo de alcohol, limitar el acceso a los medios utilizables para suicidarse o promover una información responsable por parte de los medios de difusión. Las estrategias de prevención “selectivas” se dirigen a grupos vulnerables, como los de quienes han padecido traumas o abuso, los afectados por conflictos o desastres, los refugiados y migrantes y los familiares de suicidas, mediante “guardianes” adiestrados que ayudan a las personas vulnerables y mediante servicios de ayuda como los prestados por líneas telefónicas. Las estrategias “indicadas” se dirigen a personas vulnerables específicas mediante el apoyo de la comunidad, el seguimiento a quienes salen de los establecimientos de salud, la capacitación del personal de salud y una mejor identificación y manejo de los trastornos mentales y por uso de sustancias. La prevención también puede desarrollarse fortaleciendo los factores protectores, como relaciones personales sólidas, un sistema personal de creencias y estrategias de afrontamiento positivas”.

Informa correctamente para prevenir

“ Es un tema muy importante informar con responsabilidad para previene el suicidio en un principio se descubrió que cuando un medio publicaba la noticia de un suicidio, por ejemplo en EEUU, durante los quince días siguientes aumentaba la cantidad de casos.

Después hubo una época de prohibición donde no se hablaba, pero se generaban comentarios que no eran objetivos. Entonces, en la actualidad, si hay que dar la información de que alguien murió por una autoagresión, tratemos de usar lo menos posible la palabra suicidio porque tiene una connotación muy dolorosa. No hay que ponerlo en las primeras planas, no hacer sensacionalismo para aumentar tiraje de ventas, no explicar cuál ha sido el método porque se copia. Y siempre hay que mostrar que existe en la comunidad tal hospital, tal centro de salud, tal línea telefónica donde uno puede pedir ayuda. Porque el suicidio es una solución permanente para un problema transitorio. Una vez que estás muerto no podés resolver cosas. Lo que sabemos es que la mayor parte de las personas que se suicidaron, cuando se hace un estudio retrospectivo, estaban tan deprimidas, angustiadas, apocadas, aisladas, que no pudieron encontrar el recurso que muchas veces puede estar al alcance de la mano, comento el doctor Héctor Basile.

Epidemiología del suicidio en el Mundo y en Argentina
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) las tasas mundiales de suicidio se incrementaron un 60% en los últimos 50 años, especialmente en los países considerados en vías de desarrollo.

El suicidio figura entre las tres principales causas de muerte entre jóvenes de 15 a 34 años. Por cada suicidio concretado, hay alrededor de 20 intentos; casi 3.000 personas se suicidan cada día en el mundo (una cada 40 segundos). En Argentina no existen estadísticas oficiales de los casos de suicidio y de intento de suicidios, los datos se construyen a través de diversas fuentes como los datos de mortalidad del ministerio de salud de la nación o la Policia, entre otras.

En Argentina en el año 2013 los suicidios tuvieron a una tasa de 7,4¸ por 100.000 h1, y hay una tendencia de aumento, que fue del 35% de 1997/99 al 2011/13. Esta evolución no fue homogénea, ya que crecieron particularmente los suicidios de los hombres, un 40%, y de los jóvenes. Por ejemplo, dicho porcentaje fue del 114 % en el grupo de 15 a 19 años, y del 117% en el grupo de 20 a 24, durante el mencionado período. La mayoría de las víctimas de suicidios son hombres y jóvenes, así en el 2013 un 80,4% de las víctimas eran hombres, siendo su tasa de 12 por 100.000 h, mientras que las mujeres con un 19,6% tenían una tasa de suicidio de 2,8. Asimismo, en dicho año los grupos de edad modales fueron los de 20 a 24, y de 15 a 19 años.

En cambio en los suicidios de mujeres y de adolescentes, las provincias del Norte aparecen con tasas notablemente más altas.

La OMS recomienda a la hora de difundir mensajes relacionados con la problemática tener en cuenta estrategias integrales multisectoriales de prevención, una estrategia eficaz para prevenir los suicidios y los intentos de suicidio es restringir el acceso a los medios más comunes, incluidos plaguicidas, armas de fuego y ciertos medicamentos.

Los servicios de salud tienen que incorporar prevención suicidio como un componente central. Los trastornos mentales y el consumo nocivo de alcohol contribuyen a que se cometan muchos suicidios en todo el mundo. La identificación temprana y el manejo eficaz son fundamentales para conseguir que las personas reciban la atención que necesiten.

La comunidad desempeña una función crucial prevención del suicidio. Pueden prestar apoyo social a los individuos vulnerables y ocuparse del seguimiento, luchar contra la estigmatización y apoyar a quienes han perdido a seres queridos que se han suicidado. Pero por sobre todo empezar hablar socialmente de esta problemática desmitificando el tabú y la estigmatización que genera el suicido en una comunidad.

COMENTARIOS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Los comentarios que Iguazú Noticias considere inapropiados podrán ser borrados.

IGUAZÚ

Conductor descontrolado tenía un revólver en la camioneta