Lo decidió el gobernador Herrera Ahuad como parte de la fase 4 de la pandemia. Sería para mayores de 18 hasta los 60 años, aunque se analizan algunas excepciones.

Tras una reunión mantenida en la Residencia Oficial el dia miércoles por la mañana, antes de la partida del gobernador Oscar Herrera Ahuad a la ciudad de Buenos Aires, se decidió avanzar con el decreto que autoriza las “caminatas recreativas” en los municipios misioneros que las soliciten y presenten el protocolo sanitario.

Fue tras obtener del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el visto bueno en el marco de la “fase 4” del plan de contingencia sanitario que rige en la mayoría de las provincias. En el encuentro participaron además del mandatario, el vicegobernador Carlos Arce y los ministros Oscar Alarcón (Salud), Marcelo Pérez (Gobierno), y Rafael Morgenstern (Deportes).

Se estableció que el decreto provincial delegase en Salud, Gobierno y Trabajo la autorización de los protocolos que los municipios remitan a evaluación de la provincia.

Habrá reglas básicas para los 76 municipios y, luego, cada comuna establecerá sus particularidades. Así los intendentes que soliciten autorización y remitan el detalle de la implementación de las caminatas recreativas, determinarán un espacio abierto y público donde los vecinos saldrán a hacerlo.

La autorización sería, en principio, para los sábados y domingos con la sugerencia de dividir a las personas según la terminación del DNI.

Se habilitaría a personas de entre 18 y 60 años, aunque podrían ampliar el rango etario. En ningún caso se podrá participar de las caminatas sin el barbijo. Por esta razón, se argumentó en la mencionada reunión en la Residencia, es que no se permite correr o trotar ante el uso de tapabocas obligatorio.

Se deberá guardar una distancia de 4 metros entre personas y no se podrá llevar mate, sí botellas de agua para la hidratación durante las caminatas.

No se permitirá la utilización de bicicletas, skates, monopatines de ningún tipo, patines o rollers ni ningún otro medio de movilidad. El Gobierno pretende evitar además cualquier accidente que genere mayor requerimiento del sistema sanitario público o privado.