El intendente de Puerto Iguazú, Claudio Raúl Filippa; el Honorable Cuerpo y autoridades municipales, decidieron la interrupción del ingreso de personas y vehículos, por el Puente Tancredo Neves, que une esta ciudad con la localidad fronteriza de Foz do Iguaçú.

Puerto Iguazú (IN). El paso fronterizo, es uno de los más importantes del país, por el cual circulan actualmente más de 1.000 personas por día, entre los cuales hay turistas que vacacionaron en el exterior.

El intendente Filippa comunicó que tomó tan drástica medida porque “día a día están pasando unas mil personas, generando incertidumbre y mucho temor en la comunidad por lo que está sucediendo a nivel mundial”, refiriéndose a la pandemia por el Coronavirus.

Agregó que la enorme circulación de viajeros “pone en riesgo a los trabajadores de Aduanas, Migraciones, Gendarmería, Ejército, Bomberos Voluntarios, Defensa Civil, de la Policía de Misiones y de Salud Pública” y que la drástica decisión es para “preservar la integridad sanitaria de toda nuestra comunidad y pensando en cada vecino”.

El presidente del Honorable Concejo Deliberante, Juan José Rainoldi; reconoció que una medida de estas características puede derivar en un enfrentamiento con el Gobierno Nacional.

Desde las 14:30 hs., se instalará un retén policial en el único acceso que tiene la ciudad. Sólo se permitirá el acceso de vehículos con víveres y de residentes locales.