PEn el marco de la reciente sanción de la Ley Nacional de Fibrosis Quística, desde el Hospital Escuela de Agudos “Dr. Ramón Madariaga” señalan la importancia de este acontecimiento, un gran avance para los pacientes, para el diagnóstico y tratamientos de la enfermedad y así mejorar su calidad de vida.

Misiones (IN). En este sentido, la responsable del Servicio de Neumonología del Centro asistencial mencionado, Dra. Susana Azcona, resaltó la trascendencia de este marco legal. “Es sumamente importante, es un avance para los pacientes con esa patología, mayormente se trataban de niños, pero hoy, como aumentó la esperanza de vida, tenemos pacientes adultos”.

Además, la Profesional agregó información sobre el alcance de la Ley “este apoyo legal, ayuda a las personas con fibrosis quística a tener una cobertura del 100 % en la medicación, contempla los trasplantes, entre otros beneficios”.

Al tiempo que comentó “la Ley significa contención para los pacientes y sus familias, contempla el diagnóstico, todos los estudios complementarios, el tratamiento, la rehabilitación, también la capacitación continua de los profesionales, la creación de programas de trabajo y avanzar en la investigación de la enfermedad”.

En relación a la patología, la Dra. Azcona explicó que la fibrosis quística es una enfermedad genética, que afecta diferentes órganos, y en el sistema respiratorio “se produce un incremento de moco espeso en la vía aérea, lo que hace que haya más riesgo de infección, con la presencia de colonización de gérmenes”.

También precisó, cómo se desarrolla la enfermedad en casos con afectación pulmonar “las personas con fibrosis quística con afectación del pulmón, pueden padecer enfermedades respiratorias repetidas, como neumonías y bronquiectasias, se complica el cuadro cuando se coloniza con bacterias multirresistentes, baja la capacidad pulmonar, lo que conlleva a una insuficiencia respiratoria”.

Finalmente, agregó información sobre otros órganos afectados por la fibrosis quística. “también pueden ser afectados el sistema digestivo (páncreas) y las glándulas sudoriparas”.