Niños y niñas, en particular los lactantes, son más susceptibles a contraer enfermedades.

Puerto Iguazú (IN). Es por este motivo que los niños y niñas al nacer deben recibir las siguientes vacunas:

Hepatitis B

BCG – Tuberculosis

Hepatitis B: Una dosis neonatal: recién nacidos dentro de las primeras 12 horas de vida.

¿Qué es la hepatitis B?
Es la inflamación del hígado causada por el virus de la hepatitis B, que se transmite por el contacto con sangre contaminada, por contacto sexual, de madre con la infección a hijo durante el embarazo (transmisión vertical), por transfusiones de sangre o por uso de drogas endovenosas. Los niños más pequeños y las personas con trastornos del sistema inmune (las defensas) tienen mayor riesgo de contraer de forma crónica la enfermedad, que puede provocar daños en el hígado (enfermedad conocida como cirrosis) o cáncer.

¿Cuáles son los síntomas? Algunas personas infectadas no se sienten enfermas. Otras tienen síntomas que pueden durar varias semanas, e incluyen:

Pérdida de apetito, cansancio, dolores en los músculos, las articulaciones o el estómago, diarrea o vómitos, con menos frecuencia, piel u ojos amarillos (ictericia). Esta es la forma «aguda»de la hepatitis B.

¿Cómo se previene?
La vacuna previene la enfermedad de la hepatitis B y las graves consecuencias que esta enfermedad genera como el cáncer de hígado.

Estrategia de vacunación

Una dosis neonatal: recién nacidos dentro de las primeras 12 horas de vida.

Si por cualquier motivo, el recién nacido no hubiese recibido la vacuna dentro de ese lapso, debe recibirla tan pronto como sea posible.

Desde 2012 es obligatoria para todas las personas de cualquier edad.

Quienes no estuvieran vacunados o tienen que completar las dosis faltantes, deberán recibir el siguiente esquema:

1era dosis: desde los 11 años en adelante

2da dosis: al mes de la 1er dosis

3era dosis: a los 6 meses de la primera dosis, aplicar la tercera y última.

En el caso de haber recibido alguna dosis previa, completar con las dosis que falten. No se requiere orden médica.
También podemos evitar el contagio con los siguientes hábitos saludables:

no compartir los objetos personales con otras personas (cepillos de dientes, alicates, agujas, etc.).

usar preservativo, que además ayuda a prevenir otras infecciones de transmisión sexual.

en el caso del personal de salud, cumplir con las medidas de bioseguridad.

Tuberculosis (BCG): Única dosis: recién nacidos, antes de egresar de la maternidad.

¿Qué es la tuberculosis?
Es una enfermedad producida por el bacilo de Koch. La forma más común es la tuberculosis pulmonar. También existen otras formas más graves de tuberculosis, llamadas extrapulmonares, que pueden producir artritis, meningitis, osteomielitis, etc.

La vía de contagio más común es por la inhalación del bacilo que una persona enferma transmite a través de la tos o el estornudo.En los últimos años aumentó el número de casos de tuberculosis en nuestro país y en el mundo. Por lo tanto, vacunar en tiempo y forma a los recién nacidos es un derecho y una responsabilidad de toda la comunidad.

¿Cuáles son los síntomas? Muchas personas infectadas no presentan síntomas de la enfermedad, lo que facilita su transmisión.

Los síntomas más habituales son:

Tos persistente (a veces con sangre), dolor en el tórax, debilidad o cansancio, pérdida de peso, falta de apetito, fiebre, escalofríos, sudoración nocturna.

¿Cómo se previene?
La vacuna BCG se aplica para proteger de las formas graves de tuberculosis en los niños, por ejemplo: meningitis u osteomielitis.

Estrategia de vacunación

Única dosis: recién nacidos, antes de egresar de la maternidad

¡Atención! Luego de la aplicación es común que se forme una pequeña elevación de la piel (nódulo) y deje una cicatriz en el sitio de aplicación. Una única dosis es suficiente, independiente que deje o no cicatriz.