En una charla realizada esta semana al personal de salud del Hospital Dr. Rene Favaloro de Villa Cabello, en el marco del “Día mundial contra el cáncer de cabeza y cuello”, los profesionales explicaron que los principales factores de riesgo de cáncer de cabeza y cuello son el alcohol, tabaco y el virus del papiloma humano (VPH).

Posadas (IN). El cirujano de cabeza, cuello y maxilofacial, José Portillo y los médicos especialistas en Otorrinolaringología, Adrián y Gustavo Simes, fueron los encargados de llevar adelante la charla.

El especialista Dr. José Luis Portillo, explicó. que las patologías de este tipo ocupan “alrededor del 6to lugar en incidencia de todos los cánceres a nivel mundial, y que los factores de riesgo más relevantes son alcohol, el tabaco y el virus del papiloma humano (VPH). “El VPH parece ser un tema tabú, pero cuando uno diagnostica este tipo de cáncer tiene que buscar el VPH. Es muy importante porque el tratamiento de una persona que tiene cáncer por VPH es mucho mejor el panorama que de alguien que lo tiene por tabaquismo o alcoholismo, por ejemplo”.

Asimismo, afirmó, que “los estatus dentarios malos son un factor importante en el cáncer de lengua” y por tal motivo es muy importante la función del odontólogo. Debido a ello hizo hincapié en la prevención. Señalo la importancia de la atención primaria para detectar este tipo de problema a tiempo, puesto que, si los mismos son detectados en “un estadio precoz, se puede llegar a un buen desenlace”.

Por su parte, el Dr. Adrián Simes comentó que “es muy importante que el personal de salud sepa de qué se encargan los cirujanos de cabeza y cuello para saber derivar a tiempo, sobre todo aquellos pacientes que entran por la guardia. Si hay alguna persona que tiene patología de cabeza y cuello, falta de aire o voz disfónica, es fundamental mandar al sector correspondiente, porque la vía aérea no da mucho tiempo, ahí hay que actuar rápido”.

Por otra parte, el Dr. Portillo dijo que “los tabaquistas deberían hacerse exámenes de la vía aérea, porque muchas veces se diagnostican en estadios tempranos y suelen ser curable. Hay que resaltar que los cánceres de cabeza y cuello son adquiridos no son hereditarios, por eso deben hacerse controles los que tienen factores de riesgo”.

En ese sentido, el Dr. Gustavo Simes recalcó la importancia de los controles anuales sobre todo si “una persona tiene dos o tres semanas de disfonía hay que sospechar y hacerle estudios, más en hombres que pasan los 50 años con antecedentes de alcoholismo, tabaquismo o déficit de vitaminas”.