La Cámara de Molineros de Yerba Mate de la Zona Productora (CMYMZP) expresa respecto de la fijación de nuevos valores para la materia prima para el periodo abril-septiembre 2020 resuelto el último 17 de marzo último por el Directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM).

Misiones (IN). -La industria hizo un esfuerzo adicional para ofrecer valores superiores a los contemplados en la desagregación de los precios de góndolas de las principales marcas y en la matriz de costos del organismo nacional, tal como lo establece la legislación vigente.

-En esta oportunidad el incremento semestral ofrecido fue del orden del 31% para la hoja verde respecto del semestre octubre 2019-marzo-2020, que inclusive alcanzaba el 73% si se considera el período marzo 2019 ($11,55) – marzo 2020 ($20), tal como se traduce en el siguiente cuadro:

Precios desde marzo 2019
Hoja verde – $11,55
Yerba Canchada – $43,89
Variación marzo 2020 – 73%

Precios desde octubre 2019
Hoja verde – $15,25
Yerba Canchada – $58,10
Variación marzo 2020 – 31%

Grilla Costos INYM marzo 2020
Hoja verde – $17,29
Yerba Canchada – $67,83

Propuesta industria marzo 2020
Hoja verde – $20,00
Yerba Canchada – $76,00

– Como podrá apreciarse, lo ofrecido fue muy superior al aumento de costos y a la inflación del período, una propuesta que consideramos casi irracional en pos de un acuerdo local y beneficioso para la actividad.

-No se puede omitir que la buena voluntad manifestada en cada negociación por la industria se transforma luego en un problema serio para el sector al tener este que responder a la necesidad de contener la inflación, una constante en el escenario nacional.

Esta lógica fundamentada, implica en lo inmediato la necesidad de establecer valores lógicos con el fin de sostener el compromiso asumido por la industria yerbatera con el presidente Alberto Fernández, quien solicitó a los proveedores de Precios Cuidados evitar aumentos de los productos de la canasta básica.

-Las obligaciones recaen en la industria desde el preciso momento en que se acuerdan los precios, sin embargo el ajuste siempre otorgado de manera escalonada, menor al necesario y extemporáneo se demora en llegar al producto terminado confluyendo en un agobiante endeudamiento del sector fácil de verificar, al que se suman el aporte en Precios Cuidados y en lo inmediato la dificultad de llevar los productos a los centros de consumo debido a las restricciones de circulación dispuestas para frenar el avance de la pandemia de coronavirus.

Además de pregonar por el esfuerzo compartido, esta cámara sostiene que deben respetarse las normas y mecanismos vigentes: ajuste por costos o por precios de venta INYM.
Al no advertirse valorado el esfuerzo que realiza el sector, será esta la política de la industria, renunciando a luchas sectoriales o prácticas de privilegio contrarias a la razón de ser del INYM.