Iguazú / Corrientes. Gendarmería Nacional decomisó 332 piezas de pescados transportadas sin la documentación que avale su legalidad, ocultos en un vehículo que circulaba desde la ciudad de Resistencia hacia Puerto Iguazú.

Los ejemplares, que no contaban con la documentación correspondiente, eran transportados en un rodado que se dirigía hacia la provincia de Misiones.

Ayer, efectivos de la Sección Seguridad Vial “Ituzaingó” en conjunto con personal de la Sección Núcleo dependientes del Escuadrón 47, que se encuentran bajo la órbita del Ministerio de Seguridad de la Nación, mientras efectuaban un control sobre la Ruta Nacional Nº 12, a la altura del kilómetro 1.232 interceptaron la marcha de un rodado Iveco Daily ocupado por dos ciudadanos mayores de edad.

Los gendarmes llevaron a cabo la requisa correspondiente constatando que en el furgón del vehículo se transportaba gran cantidad de especies ictícolas sin la documentación que avale su legal tenencia y transporte.

Al intensificar la inspección, los funcionarios contabilizaron 320 piezas de surubí, 2 piezas de pacú y 10 piezas de manguruyú, (esta última es una especie en peligro de extinción). Arrojando un peso total de 2.600 kilos.

Personal de la Fuerza tomó contacto con la Dirección de Recursos Naturales, Flora y Fauna de la Delegación “Ita Ibaté” quienes verificaron la totalidad de las piezas y dispusieron el decomiso de los pescados y el rodado por encontrarse en infracción al Decreto Ley N° 1030/92 de Flora y Fauna de la Provincia de Corrientes.