Vargas Llosa pidió “no ser molestado” en su visita a Cataratas

Iguazú (IN). El premio Nobel peruano, Mario Vargas Llosa, visitó por un día las Cataratas del Iguazú junto a su novia Isabel Preysler, pidiendo en todo momento que “no lo molesten”.
Su pareja, Isabel Preysler; quien estaba esperando el final de una entrevista, manifestó que el escritor peruano quedó maravillado por las Cataratas del Iguazú, en ese momento estuvo acompañada por el hijo del escritor y algunos colaboradores.

Su imagen quedó disminuida y de mal gusto, cuando consulta al mozo si “conocía su obra”, y éste de buena manera le manifestó que leía poco, a lo cuál el escritor peruano le replicó que “ya había escuchado que nuestras tierras estaban llenas de monos y no le sorprendía, pero pensaba que estaban afuera y no atendiendo a los turistas” afirma uno que lo atendió personalmente.

En su paso casi inadvertido, los que atendieron al escritor peruano comentaron algunos aspectos de lo que tildaron de una persona con respuestas “arrogantes y soberbias”, lo que podría ser parte de su personalidad.

El escritor peruano Vargas Llosa ya había tenido comentarios poco felices hasta con su propio país, cuando afirmó en un artículo publicado en el New York Times, “soy un peruano por accidente geográfico”, generando un sinfín de críticas que lo tildaron de escritor “pitiyanqui”.

Reconoce su preferencia por vivir fuera de la frontera de su país y que su padre le inculcó “un intenso deseo de libertad, ser libre y no estar obligado por nada”, dijo. “Me critican por no vivir en el Perú, pero voy a vivir donde yo quiera, donde quiera que escribo mejor.”

By | 2016-05-06T14:33:48+00:00 mayo 6th, 2016|Bloque Izquierdo, Puerto Iguazú, Turismo|0 Comments