Versiones cruzadas sobre la suerte corrida por el abogado de Báez

Iguazú (IN). Tras el paso del tiempo y el paradero desconocido de Jorge O. Chueco, desaparecido en Puerto Iguazú, Investigadores y Prefectura Nacional discreparon sobre la suerte corrida por el abogado, quien desapareció el jueves pasado.

Los investigadores que participan en la búsqueda de Jorge Chueco, abogado del entorno del empresario kirchnerista Lázaro Báez (detenido por lavado de dinero) que desapareció el jueves pasado en Puerto Iguazú (Misiones), desestimaron ayer la posibilidad de que pudiera permanecer oculto en la zona de la Triple Frontera, por lo cual algunos de ellos admitieron que manejan dos hipótesis: se quitó la vida o huyó. Sin embargo, fuentes de Prefectura deslizaron que el hombre no habría cruzado los límites con Brasil.

Allegados a la causa abierta como “desaparición de persona” revelaron que Chueco habría traspuesto el jueves la frontera hacia Brasil, donde se perdieron sus pasos.

De todos modos, la pesquisa a cargo de fuerzas federales y provinciales del lado argentino, con el apoyo de sus colegas de Paraguay y de Brasil, continuó con tareas de rastrillaje con el propósito de dar con Chueco en la zona limítrofe entre los tres países.

En principio, los investigadores determinaron que no existen registros en Migraciones respecto de un posible cruce del abogado por el puente internacional Tancredo Neves hacia Brasil, aunque sospechan que sí pudo haber utilizado ese medio con documentos apócrifos.

Las fuentes indicaron que también se maneja la posibilidad de que el abogado hubiera utilizado un paso no habilitado hacia Brasil y, desde allí, a Ciudad del Este (Paraguay), a través del Puente Internacional de la Amistad, o bien eludiendo los controles fronterizos en cada caso.

En medio de esas conjeturas, los agentes de seguridad de los tres países continuaron “peinando” la zona, comentó un funcionario de la Justicia de Misiones, que tiene a cargo la causa. Aunque reconoció que, transcurridos casi tres días, las hipótesis que manejan son dos: el suicidio o la huida.

Al fundamentar sus apreciaciones sobre la primera alternativa, los investigadores se basan en la advertencia que Chueco habría realizado en los días previos, cuando fue sorprendido en el Parque Nacional Iguazú, descompuesto o alcoholizado, por guardias del lugar.

Debido al tiempo transcurrido, los pesquisas consideran que el abogado bien pudo haber traspuesto las fronteras e internarse tanto en territorio paraguayo como brasileño, para continuar su huida y evitar a la Justicia argentina, donde aparece involucrado en la causa denominada “La ruta del dinero K”, por la que se encuentra detenido Lázaro Báez.

El abogado llegó a Misiones entre la noche y la madrugada del martes. Arribó a Posadas, para luego dirigirse a Puerto Iguazú, donde se registró en dos hoteles al mismo tiempo, al parecer motivado por un estado emocional complejo.

El miércoles fue rescatado por guardiaparques del área de las Cataratas del Iguazú, a quienes habría confesado sus propósitos suicidas.

Desde entonces, el abogado protagonizó una confusa situación, que incluyó un llamado telefónico a su esposa (estaba en Buenos Aires), el arribo de ésta a Iguazú y la desaparición del hombre en la tarde del jueves, dejando al menos dos cartas y dólares y pesos.

No obstante, en Prefectura sostuvieron que “no hay indicios” de que Chueco haya atravesado clandestinamente la frontera nacional, con destino a Brasil.

Un centenar de efectivos de Prefectura, en conjunto con las fuerzas de seguridad de Paraguay y de Brasil, patrullan la zona de Puerto Iguazú por tierra, agua y también con helicópteros desde que lo requirió el juez Sebastián Casanello, quien investiga “La ruta del dinero K”, en la que Chueco estaría involucrado en la compra de varias empresas, entre ellas la firma que controla la financiera SGI, conocida como La Rosadita.

Fuente: La Capital

By | 2016-04-18T08:55:04+00:00 abril 18th, 2016|Bloque Izquierdo, Policiales, Puerto Iguazú|0 Comments