Violencia de género en los primeros 3 meses en Misiones

Iguazú (IN). Entre las cuatro dependencias de Posadas totalizan 622 denuncias realizadas en las distintas comisarías de la Mujer. En lo que respecta a otras dependencias de la Mujer la de Puerto Iguazú se destaca del resto con 82 denuncias.

Según los registros policiales, el listado de comisarias de la Mujer con más denuncias en los tres primeros meses del año, en lo que respecta a la capital provincial, es encabezado por Fátima con 204, la zona Oeste con 195, Itaembé Miní con 158 y la zona centro con 65, cuya sumatoria llega a las 622 denuncias.

Por otro lado, -siempre refiriéndonos a las comisarías de la mujer-, en lo que respecta a las demás unidades regionales distribuidas a lo largo y ancho de la tierra colorada, la de Puerto Iguazú es la que se destaca del resto, con 82 denuncias.

Después vienen Leandro N. Alem (65), San Javier (48) -ambas dependientes de la Unidad Regional VI-, Aristóbulo del Valle (46), Oberá (33), Puerto Rico (30), Apóstoles (28), Eldorado (24), Montecarlo (19), Dos de Mayo (17), y Gobernador Roca (11).

El dato se desprende de estadísticas de la Policía provincial de enero a marzo de este año. Desde dicha fuerza, destacaron que durante los últimos tres años se ha logrado reducir la cantidad de denuncias en toda la provincia

Según una serie de estadísticas que lleva adelante la Policía provincial, de enero a marzo de este año, la Comisaría de la Mujer emplazada en el barrio Fátima, perteneciente a la Unidad Regional X, es la dependencia policial que registra más denuncias por hechos relacionados a violencia de género en toda la provincia.

De acuerdo a las cifras que manejan desde dicha fuerza, durante los primeros tres meses del año se contabilizaron 204 presentaciones en sede policial, lo que da un promedio de más de una denuncia por día.

Esta cifra, de todas formas, sólo corresponde a los casos que se asientan en los escritorios policiales, ya que las denuncias también pueden materializarse en las fiscalías de los juzgados de instrucción en turno.

En ese sentido, este medio pudo saber mediante fuentes confiables que en algunos juzgados, el 70% de las denuncias que llegan a los estrados judiciales tiene que ver con episodios de violencia de género. De todas maneras, existen otros juzgados dentro del territorio misionero en los que los índices son mucho menores.

Disminución en las cifras

Otro dato relevante que se tiene de los registros obtenidos es la disminución de la cantidad de denuncias durante el año pasado, con respecto al 2013 y 2014.

De acuerdo a las cifras relevadas por la Policía, el 2015 finalizó con 8.701 denuncias, casi tres mil menos que en 2014 (11.581) y dos mil menos en relación al 2013.

Según fuentes policiales consultadas, parte de la disminución se puede explicar en los constantes esfuerzos que viene realizando la Policía a lo largo de toda la provincia para la inmediata detención de cualquier persona que ejerza violencia de cualquier tipo sobre otra, lo cual genera una cierta concientización en la sociedad.
También suman las diversas tareas de asistencia y prevención que se vienen realizando desde la fuerza para contrarrestar esta problemática.
En tres años, brigada móvil de la 137 realizó 7 mil salidas de emergencia.

POSADAS. La Línea 137 de atención a las víctimas de violencia de género se encarga de la emergencia, la asistencia en el momento que ocurre el hecho. Comenzó a funcionar el 15 de octubre de 2013, y desde entonces se han recepcionado 17.500 llamados. La brigada móvil de atención realizó siete mil salidas de emergencia en Posadas, Garupá, Oberá y Eldorado, que son las zonas donde existen estas brigadas, mientras que las llamadas al número gratuito se reciben en Posadas.

Cuando la victima se comunica con la línea para solicitar asistencia ante hechos de violencia de género, el trabajo “se divide en tres partes: resepcionamos la llamada, si se detecta la emergencia se hace una visita con la brigada de profesionales con un trabajador social y un psicólogo, acompañados por la Policía para rescatar a la víctima y se la acompaña hasta que obtenga todas las medidas cautelares; es un acompañamiento de un mes aproximadamente”, contó Rossana Franco, responsable provincial de la Línea 137.

En Misiones, existen dos números telefónicos encargados de la asistencia a las víctimas de violencia de género y familiar, la 137 y, por otra parte, la 102, que es la Dirección de Violencia Familiar y de Género. Su directora, Carolina Caspary, reconoció que “estamos iniciando una nueva gestión, y desde que culminó la feria judicial, en aproximadamente un mes realizamos 400 citaciones, para realizar tratamientos psicoterapéutico, con las víctimas de violencia o de abusos”.

Esta dirección se hace cargo del tratamiento psicoterapéutico de las victimas, “que algunas veces suele ser junto al agresor y que puede durar de un mes a dos años”.
Caspary también reconoció que, “de la violencia no se sale sola, es un circulo vicioso y las victimas siempre necesitan acompañamiento”.

También recordó que, a través de la 102, se canalizan todos los casos de violencia de género, familiar y abuso de menores denunciados en sede judicial, en la Línea 137 o espontáneamente en la misma 102.

Por otra parte, Franco reconoció que el acompañamiento de la víctima requiere mucho trabajo profesional y acompañamiento. En reiteradas oportunidades, la víctima decide retirar la denuncia y volver a convivir con el agresor y, ante estos casos, nada se puede hacer, “cuando la victima decide volver atrás, es una frustración para nosotros, pero es parte de nuestro trabajo. Es un volver a empezar, ese es nuestro eslogan. No podemos perseguir a la víctima y respetamos su decisión. Les decimos que cualquier cosa vamos a estar”, señaló Rossana Franco.

Las profesionales reconocieron que las denuncias no se retiran, “en estos casos el expediente se archiva y, si la victima vuelve a denunciar, se vuelve a abrir el expediente y se retoma donde había quedado”, resaltó Caspary.

Por otra parte, también resaltaron que la violencia es transversal, no reconoce estratos sociales, y tiene un patrón en la mayoría de las víctimas, señalaron que la violencia que golpea más fuerte es la psicológica porque es la que no se ve, comienza con el control y el aislamiento, luego los insultos leves, que se van acentuando, empujones y al final golpes que pueden terminar en un femicidio.

Fuente: El Territorio

By | 2016-04-10T19:20:31+00:00 abril 10th, 2016|Bloque Izquierdo, Policiales, Puerto Iguazú|0 Comments