Con precios bajos, Brasil agiganta diferencias con la costa argentina

Con el pasar de la primera quincena del año, muchos misioneros que ya han vuelto de las playas de Brasil están comunicando su sorpresa por los precios bajos que encontraron. En general todos destacan los menores valores de los alimentos, algunos servicios y también del combustible.

MISIONES.- Las ofertas resultan irresistibles para el veraneo en familia. Los alimentos son los que más se diferencian en las cotizaciones. Desde Mar del Plata reconocen la fuerte competencia brasileña.

Entre los valores que más llaman la atención en Meia Praia (estado de Santa Catarina), algunos veraneantes se encontraron con precios de espeto corrido a 15 reales (unos $ 60 pesos si se tiene un cambio promedio del real a $ 4 pesos). Otra alternativa para cenar es ir a un rodizio de pizzas por 12 reales, unos $ 48 pesos.

Otro valor destacado por quienes viajan en auto hacia las playas del Sur brasileño es encontrarse con el precio de la nafta súper a $ 13 pesos (3,25 reales x litro).

“Hay muchos lugares para alquilar y hasta te hacen rebajas de precio”, comentó Pablo un posadeño que esta semana llegó a Meia Praia.

El visitante que viajó con amigos en un auto desde Posadas, advirtió que se hace un importante ahorro comprando comestibles en los supermercados del vecino país. “Pollo, carne vacuna, cerdo, leche, pan, todo está más barato que en nuestro país. La costilla cuesta $ 65 pesos el kilo, la carne de ternera se distingue con un precio mayor a $ 90 pesos, el cerdo a $ 45 pesos el kilo”, comentó en diálogo con este medio.

Otra misionera asegura que se encuentran muchas ofertas en los supermercados de Camboriú y hay fuerte diferencias con los valores en las playas. “La cerveza en la playa está $ 20, en el súper $ 10, el choclo caliente y churros a $ 20 pesos. En la costa una pizza vale entre $ 120 y $ 150 pesos”.

Inflación exagerada y poco feliz

A contracara de Brasil, los veraneantes en Mar del Plata vuelven espantados por la alta cotización de la comida y otros gastos en la ciudad balnearia.

“Hay precios increíbles, el kilo de helado a $ 400 pesos fue uno de los que más nos llamó la atención”, comentó Antonio, quien junto a sus cuatro hijos volvió recientemente de la Feliz. Y prosiguió en los ejemplos: “La comida es lo que más llama la atención porque es cara. Hay pizzerías que venden la porción de pizza a $ 80 pesos. Después recorriendo se encuentran algunas parrillas que cobran entre $ 140 y $ 170 pesos por persona, que es un precio bastante más razonable”.

Más allá de los alimentos, hay otros costos que llaman la atención porque se basan más en relación al valor dólar. “Para alquilar algo en la ciudad, hay que tener en cuenta que los precios están referidos en dólares. Es como ir a alquilar a una ciudad estadounidense. Después, en las playas también se ven algunos precios increíbles que están relacionados con el tipo de público de alto poder adquisitivo que llega a vacacionar, una sombrilla por ejemplo puede alquilarse entre $ 700 y $ 1.000 pesos”, recordó el veraneante misionero.

El impacto de precios es tan grande que referentes locales del turismo marplatense reconocieron esta semana una fuerte merma de visitantes. Y se reconoció la fuerte incidencia de los menores precios que ostenta el principal socio del Mercosur.

“Según nuestros análisis, el tema de Brasil fue clave; se trata de una plaza que, por precios, antes no competía con nosotros, y ahora resulta muy conveniente”, sintetizó días atrás Emiliano Giri, secretario de Turismo de Mar del Plata, al diario El Cronista. Y agregó: “Es cierto que no es un gran verano pero tampoco estamos ante la peor temporada de los últimos tiempos. La de 2009 sin dudas fue peor, y la de 2008 fue tan floja como ésta”.

Fuente: El Territorio
Foto: Meia Praia (estado de Santa Catarina)
Domingo 17 de enero de 2016

By | 2016-01-17T21:13:10+00:00 enero 17th, 2016|PAÍS, Puerto Iguazú, Turismo|0 Comments