Ultima crítica a jueces y medios al inaugurar el busto de Kirchner

Cristina se despidió de la Casa Rosada junto a Evo Morales, ministros, gobernadores y familiares, quienes se unieron a las 18.50, en la última canción que le dedicaron en la Casa Rosada a Cristina Kirchner.

Hubo lágrimas y abrazos entre los invitados que desde el Salón de los Bustos presenciaron el acto que puso final a ocho años de presidencia y doce de kirchnerismo.

La Presidenta tuvo un discurso breve, con extensos agradecimientos y en tono moderado, pero -fiel a su estilo- no evitó criticar al “poder judicial” y a los “medios concentrados”.
Sus palabras más combativas las dejó para la militancia que la esperó desde temprano en la Plaza de Mayo . En ese contexto, inauguró el busto de Néstor Kirchner.

La trompeta ejecutada por los Granaderos minutos antes de las 19, anticipó la llegada de Cristina Kirchner a la Casa Rosada. Fue su último acto y como lo hizo durante su gestión, ingresó por la explanada. La acompañó su hijo y flamante diputado nacional, Máximo Kirchner, que llegó con su mujer y futura ministra de Salud de Santa Cruz, Rocío García y Néstor Iván.

Vestida de blanco, la saliente Presidenta ingresó en medio de los aplausos y ovación de los propios. La escoltó el presidente de Bolivia Evo Morales que compartió en la pequeña tarima todo el acto. Como despedida de su gestión, Cristina retiró junto a su par boliviano la bandera nacional que cubría el busto de Néstor Kirchner, construido por Fernando Pugliese.

Habló poco más de veinte minutos y se mostró entera. No hubo un solo momento en el que la voz se le quebrara, contrario a lo que todos esperaban. “Él fue el presidente que en toda la historia que obtuvo la menor cantidad de votos, pero fue a partir de sus convicciones, coraje y visión estratégica que logró construir Argentina sobre las ruinas que había recibido”, dijo.

Después de varios tramos dedicados a la gestión de Néstor Kirchner y sus políticas regionales, se refirió al triunfo opositor en Venezuela: “Querido Evo, vemos que en algunos lugares de la región se intenta cambiar” e inmediatamente con su mano izquierda y sin mirarlos, hizo callar a la militancia que comenzaba a silbar. “Pero confiamos en que la gente va a defender cada uno de los derechos adquiridos durante esta década”, continuó.

Con la decisión judicial que determinó que el mandato de Cristina caducaba a la medianoche, no evitó dirigirse de modo crítico al “poder judicial”. “Las corporaciones mediáticas y económicas operan como un trípode con el partido judicial y lo vemos en distintos países de la región, no crean que acá en Argentina hay originalidad, nunca fueron originales, siempre copiaron y acataron lo que les dicen”.

Decidió finalizar su discurso con una recomendación a Mauricio Macri, pidiendo que “quienes tienen que gobernar el país, piensen en este mundo nuevo y cuiden a los argentinos” y añadió: “Tenemos que poner los intereses del país por sobre todo alineamiento extraño de afuera, porque los que nos acusaron de ser los más ideologizados son los que tienen los dogmas”.

Su último discurso institucional fue interrumpido por su nieto, que desde la primera fila la saludó, “yo también te amo”, le respondió Cristina y dio un giro a sus palabras. Se tomó varios minutos para agradecer el acompañamiento de las organizaciones de derechos humanos, los gobernadores e intendentes. Para el final dejó a su gabinete “que tuvieron que bancar agravios, injuriosas, calumnias, porque ser ministro de un gobierno popular no es lo mismo que serlo de un gobierno con impunidad mediática”.

Después del discurso en Plaza de Mayo, Cristina recibió en su despacho a todo su gabinete. Cerca de las 21.30 se retiró de la Casa Rosada y en la explanada la última imagen la dejaron sus ministros que se despidieron entre abrazos y fotos con el busto de Néstor Kirchner.

Fuente: Clarín

By | 2015-12-09T22:20:02+00:00 diciembre 9th, 2015|PAÍS, Política, Puerto Iguazú|0 Comments