Festividad de todos los Santos

Iguazú (IN). Nos alegramos en el Señor y nos unimos al coro de los Ángeles y Santos, que cantan y celebran la gloria del Señor. Como Iglesia que peregrina en el tiempo nos unimos al cántico de la Iglesia celestial, para celebrar a Cristo, fuente de toda santidad y gloria, en medio de una infinitud de Ciudades donde habitan los hombres, mujeres, jóvenes y niños de toda raza y nación.-

Ellos son los marcados en la frente y revestidos con la vestidura blanca de Cristo. Ellos Templos del Espíritu Santo en la tierra por el bautismo, vivieron en la caridad el amor de Cristo y propagaron a través de sus obras su misericordia el amor de Jesús.-

A las personas que caminan el camino de la justicia, Cristo, que les ha impreso el carácter indeleble del bautismo, vive en ellos con la fuerza de su Espíritu impulsándolos a las obras de misericordia y a una vida discipular. Por eso ellos son llamados discípulos y misioneros del Señor, los que habiendo purificado su vida y llegaron a la pureza del corazón, alcanzan y que ostentan la dignidad de “amigos del Señor”, y Cristo los reviste de pureza y de gracia en virtud de su sangre. Así pues que la santidad no es otra cosa que el camino de maduración de la gracia bautismal a lo largo de su vida.-

El texto sagrado dice (Apc.14) que los santos son los que vienen de la “gran tribulación”, que es la lucha en defensa de la fe, una fe vivida a lo largo de sus vidas, la persecución del mundo y de los hombres por esa fe y finalmente la que sufren los mártires, la sangre derramada en defensa de la misma fe.-

Hay una multitud de santos, los que son reconocidos por la Iglesia y los “santos anónimos”. Hoy incluso escuchamos que en Países especialmente del medio oriente, católicos o no, hay muchos niños, jóvenes y adultos que son ajusticiados por ser cristianos. Siria por ejemplo, no está lejos de las noticias cotidianas de estos sacrificios y así otros lugares. Ellos proclamaron a viva voz lo que vivieron en sus caminos diarios, que son de Cristo y que lo confiesan hasta morir. Otros los que a lo largo de sus vidas vivieron la fe del bautismo trabajando como cualquiera para vivir, pero que en esa vida practicaron su fe, las obras de caridad y de misericordia.-

Todos debemos saber que con la purificación del bautismo, que nos asoció a la Pasión de Cristo, para vivir nuestras vidas cumpliendo los mandamientos y viviendo en la práctica de los sacramentos, con la ayuda de la gracia, el camino cristiano que nos hará culminar en la gloria de Dios.-

Los Santos asociados a la gloria de Dios, contemplan su rostro, el de Dios, a través de la Humanidad Gloriosa de Cristo, y debemos esforzarnos por vivir en la tierra como verdaderos hijos de Dios y verdaderos cristianos con la ayuda de la gracia, para culminar así nuestra vida terrenal.-

Que la Virgen, la más Santa, nos ayude en este camino.-

By | 2015-10-31T10:29:08+00:00 Octubre 31st, 2015|Puerto Iguazú, Sociedad|0 Comments