Passalacqua es el gobernador electo con una aplastante diferencia

Los misioneros volvieron a dar un fuerte respaldo a la Renovación, que consagró a Hugo Passalacqua como gobernador y Oscar Herrera Ahuad como vice, mientras que el gobernador Maurice Closs fue electo diputado nacional, junto a los otros tres candidatos oficialistas.

Así, por primera vez en la historia, un partido podría llegar a meter los cuatro diputados en juego en Diputados. El presidente de la Legislatura, Carlos Rovira, fue nuevamente ratificado en su cargo y la Renovación sostendrá la mayoría propia en el parlamento provincial, con más de 20 diputados.

Misiones también fue, al igual que en las Primarias de agosto, una de las provincias que más votos aportó para la elección de Daniel Scioli como presidente.

Sin embargo, el volúmen del norte del país, no alcanzó para evitar la segunda vuelta, ya que al cierre de esta edición, Mauricio Macri lograba empardar la pulseada nacional, aunque restaba cargar los datos de varias provincias, entre ellas, Misiones. Sin embargo, en Misiones el PRO hizo una pésima elección, casi 60 puntos por debajo del Frente para la Victoria.
De todos modos, el gobernador Maurice Closs pidió esperar los resultados definitivos para analizar el escenario electoral.

“El único que festeja es el que se pone la banda presidencial y en Misiones vamos a seguir trabajando para que sea Scioli”, sentenció anoche en la conferencia de prensa que realizó la Renovación, junto a Hugo Passalacqua, Oscar Herrera Ahuad y Carlos Rovira.

El sesenta por ciento los misioneros eligió al candidato del Frente para la Victoria, con más de 40 puntos de distancia sobre el segundo, Mauricio Macri. Mientras que Sergio Massa se ubicó en tercer lugar, con 13,15 por ciento.

Con una participación que superó el 80 por ciento del padrón de Misiones, Passalacqua logró un respaldo de más del 60 por ciento de los misioneros que plebiscitaron una gestión iniciada en 2003. La segunda opción elegida fue la de Cambiemos, pero con apenas el diez por ciento de los votos.

Solo el gobernador Maurice Closs había obtenido un apoyo tan contundente, cuando en 2011 sacó más del 75 por ciento para ser reelecto.

La Renovación ganó en los 75 municipios, donde en rigor de verdad, la pelea estuvo entre candidatos renovadores, ya que los partidos de la oposición no presentaron postulantes en varias localidades. Por primera vez el oficialismo logró imponerse en todas las localidades.

En Posadas, se impuso con holgura Joaquín Losada por una diferencia nunca antes vista en la capital misionera. Más de cuarenta puntos sobre el segundo.

Sucederá a Orlando Franco, tras ocho años de mandato. Losada logró imponerse en la tercera elección en la que se presentó como candidato para manejar la comuna posadeña.

Los votos para el hijo y nieto de políticos históricos de Misiones, triplicaron al perseguidor, también de la Renovación.

“La verdad es que nos va muy bien, en todos los circuitos estamos primeros. Tenemos la satisfacción que en la Provincia la Renovación va a seguir gobernando con Hugo y con Oscar y esperamos que se consolide nuestro triunfo en Posadas”, dijo, cauto, Losada. Sin embargo, en la conferencia de prensa realizada en el bunker del sciolismo en Posadas, fue recibido como el intendente electo y vivado por los militantes que colmaron el local. Hasta recibió el saludo afectuoso de José María Arrúa, el segundo, aunque a una considerable distancia.

El tercer lugar también fue para otro aspirante del oficialismo, Ricardo “Pelito” Escobar, mientras que recién en cuarto lugar aparece un opositor.

La Legislatura provincial seguirá con mayoría renovadora, ya que con los guarismos conocidos hasta anoche, el oficialismo conseguía meter entre catorce y 16 legisladores, según los más optimistas, cuatro o dos bancas menos de las que ponía en juego.

Así, la Renovación se quedaría con entre 21 y 23 diputados propios sobre cuarenta, con una oposición fragmentada y varios aliados extrapartidarios.

De este modo, la gobernabilidad de Passalacqua está garantizada. Los datos finales se conocerán recién hoy, ya que pasada la medianoche, los votos cargados en el sistema online eran muy pocos para definir una tendencia.

La octava elección presidencial desde la recuperación de la democracia transcurrió con normalidad en todo el país. Misiones no fue la excepción, pese a una intensa lluvia que por momentos cayó sobre varias zonas de la provincia.

Solo hubo folklóricos incidentes menores y en la provincia, la oposición no reclamó por irregularidades.

A pesar de los denodados esfuerzos por instalar su candidatura, Alex Ziegler apenas sacó 70 mil votos, demasiado lejos de las expectativas puestas en él por el PRO, que aspiraba a dar un batacazo con el ex renovador como candidato.

Ni siquiera en Eldorado, su ciudad natal, el aspirante del macrismo pudo imponerse. En esa ciudad, Norberto Aguirre consiguió una nueva reelección y la Renovación se impuso con comodidad.
En Posadas, Claudio Wipplinger que volvió al PRO para estas elecciones, quedó lejos de la pelea por la intendencia y sacó menos votos que en las elecciones pasadas.

Por la diferencia de votos, el partido de Macri hasta el cierre de esta edición no lograba imponer a Humberto Schiavoni como diputado nacional, una de las máximas aspiraciones del PRO.
El estado de situación del macrismo local se pudo percibir en el bunker oficial. Pasadas las 22 no había siquiera un dirigente para hablar de las elecciones. Apenas quedaron unos globos y una gigantografía de Ziegler.

El partido Agrario, conducido por Héctor Bárbaro, ahora como colectora del Frente para la Victoria, también quedó muy relegado y perdió apoyos en su histórica zona de influencia, el Alto Uruguay tabacalero.

En el radicalismo las caras largas se repitieron como en las PASO, cuando sacó apenas 56 mil votos sumadas sus cuatro listas. Ahora con Gustavo González como candidato y con la UCR en las boletas de Macri y Stolbizer, la perfomance estuvo apenas por arriba y empardó su peor momento, después de la huida de De la Rúa, cuando sacó 61.073 votos.

La nebulosa ideológica del radicalismo que archivó sus bases populares para mendigar un acuerdo con el PRO y el corrimiento de los principales jóvenes de las listas, hizo perder al partido la friolera de cien mil votos en dos años. En las elecciones pasadas el radicalismo había sacado 155.031.

“Voy a seguir trabajando y fortaleciendo todo lo que hicimos”, dijo ininmutable Gustavo González cuando los datos ratificaban una derrota histórica. Tampoco en Eldorado, su ciudad natal, pudo hacer pie el joven aspirante radical que en los últimos meses perdió a varios dirigentes que se pasaron al PRO.

Ramón Puerta volvió a repetir una pésima elección y no alcanzó su objetivo de meterse en la pelea por una banca en el Congreso nacional.

Aliado a Sergio Massa, quedó lejos incluso de su candidato presidencial, que sacó más votos en Misiones que el propio apostoleño. Estuvo nuevamente por debajo del voto en blanco. (MOL)

By | 2015-10-26T10:44:27+00:00 octubre 26th, 2015|Política, Puerto Iguazú|0 Comments