Nunca un gobernador de la provincia de Buenos Aires llegó por el voto a la presidencia

A los que quisieron dar el salto “Gobernador/Presidente” los atacó la “maldición”, a Dardo Rocha se lo impidió Roca; a Mercante, Perón; a Alende, una dictadura militar, otros se toparon con un cambio histórico y a otros les jugó en contra la ambición de poder.

La “maldición” fue inaugurada por Dardo Rocha, que fue gobernador entre 1881 y 1884, quien esperaba llegar a la presidencia como sucesor de Julio Argentino Roca. Este, eligió a a su cuñado, Miguel Juárez Celman, postergando a Dardo Rocha que murió en 1921.

Durante décadas, los conservadores se perpetuaron en el poder a través del fraude, donde los presidentes eran elegidos a dedo entre gallos y medianoche, sin poder romper la extraña “maldición”.

Entre 1902/1906 y 1914/1917, el conservador Marcelino Ugarte fué gobernador de la provincia de Buenos Aires y por diversos motivos no pudo concretar su aspiración presidencial.

José Luis Cantilo fue gobernador de Buenos Aires (1922-1926) durante la presidencia de Marcelo Torcuato de Alvear y no aspiró a la Presidencia.

Asimismo, el gobernador conservador Manuel Fresco, que ocupó el cargo entre 1935/1940, no pudo presentarse a candidato a ocupar el sillón de Rivadavia por los grandes problemas internos de aspiraciones al poder, que lo relegaron de su aspiración y lo mandaron a descansar a su casa de Haedo (Bs. As.).

En el período 1946/1950, Juan Domingo Perón llegó a la presidencia y el coronel Domingo Mercante fue electo gobernador de la provincia de Buenos Aires, que al vencer su mandato fué reemplazado por Carlos Aloé, un edecán de oscura trayectoria.

El presidente Arturo Frondizi, ocupó el cargo en el período 1958/1962, mientras que el Dr. Oscar Alende ocupó la gobernación de la provincia de Buenos Aires, En un golpe de estado ambos fueron hechados del gobierno, e hicieron jurar antidemocraticamente al presidente provisional del Senado, José María Guido; como presidente de la Nación en el período 1962/1963.

El Dr. Oscar Alende, exgobernador de la provincia de Buenos Aires, tenía aspiraciones presidenciales y un gran prestigio por su honestidad y dedicación al trabajo, pero por convulsiones dentro del partido no le permitieron cumplirla. Murió en 1966.

En 1963 en una situación muy parecida a las de 1957: el peronismo fué proscripto nuevamente por el gobierno de facto de José María Guido y la UCR continuaba dividida en sus dos ramas, la UCR del Pueblo y la UCR Intransigente. Los peronistas decidieron votar en blanco, pero una proporción de sus votos emigró a favor del candidato de la UCR del Pueblo, Arturo H. Illia, quien con el 25% de los votos ganó como primera minoría. Durante el gobierno constitucional del Dr. Illia, Anselmo Marini se desempeñó como gobernador de la Provincia de Buenos Aires entre 1963 y 1966.

El presidente Illia fué derrocado por el general Juan Carlos Onganía, quien a su vez fué reemplazado por el general Roberto Marcelo Levingston, siendo éste suplido en 1971 por el general Alejandro Agustín Lanusse.

Estando proscripto Perón, en los comicios del 11 de marzo de 1973 resultó electa la fórmula del FREJULI, integrada por Héctor Cámpora – Vicente Solano Lima, que integraban una alianza electoral, que principalmente reunía a la mayoría peronista. Asume como gobernador Oscar Bidegain, siendo reemplazado por Victorio Calabró el 24 de enero de 1974, ocupando el cargo hasta el 26 de marzo de 1976. Ninguno de ellos fué presidente.

1976/1983, golpe militar con 20.000 desaparecidos.

En 1983, fue ungido presidente Raúl Alfonsín y gobernador dl Dr. Alejandro Armendáriz sin aspiración presidencial.

En 1987 fue elegido gobernador Antonio Cafiero, quien convivió con el presidente radical Raúl Alfonsín, a quien aspiró a suceder. Cafiero era el candidato natural del peronismo para la elección presidencial de 1989, pero fué derrotado en una interna por Carlos Menem en 1988, postergando su aspiración presidencial, donde no tuvo una nueva oportunidad.

La fórmula presidencial fue Carlos Menem/Eduardo Duhalde, donde este último aspiró y obtuvo a los dos años como vicepresidente, la gobernación de la provincia de Buenos Aires. Era el candidato natural a suceder a Menem en la presidencia, pero “la maldición” lo alcanzó y en 1999 fue derrotado por Fernando de la Rúa.

Es tal la avidez por el poder que éste quema: un poder tan grande como el que otorga la provincia de Buenos Aires, que devora a sus gobernadores y los catapulta al vacío.

¿Por qué no ganó Duhalde la elección de 1999? Diez años de menemismo fueron muchos y la sociedad se había cansado.

¿Será lo que le pasa hoy a Daniel Scioli? Saturación K o hay otros factores. Scioli es un fruto político del menemismo. Fue Menem quien lo transfirió desde la motonáutica a la política. Que Kirchner lo haya llevado como vicepresidente cuando se postuló en 2003 era coherente, pues ambos provienen del mismo tronco, el menemismo estructural. Sin embargo, el kirchnerismo, al mismo tiempo que usaba a Scioli, desconfiaba de él.

El propio Kirchner lo “retó” en público al comienzo de la gestión, advirtiéndole que el que mandaba era él. Los partidarios K lo minimizaban al calificarlo peyorativamente como vendedor de electrodomésticos, oligarca menemista, conservador porteño y otros epíteros irreproducibles. Los K no lo tragaron nunca.

Tras la soberbia y el unicato presidencial, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; quedó como único candidato K a presidente, pese a las presiones internas que se negaba a su postulación. ¿Aceptará el gobernador nuevas humillaciones, como las que recibe desde hace tanto tiempo?

Cristina le puso de prepo a su candidato a vicepresidente, el elegido por ella fué Carlos Zanini, que acompaña a los K desde la intendencia de Río Gallegos, Scioli aceptó.

Además, tras las bancas que tiene el Frente para la Victoria, La Cámpora conquistó 24 en la Cámara de Diputados y desembarcó en el Senado: Fernandez Sagasti, Julio De Vido, Nilda Garré, Màximo Kirchner, Wado de Pedro, Axel Kicillof, Fernanda Raverta, Carlos Castagneto, Rodolfo Tailhade, Rodrigo Rodríguez, y Luana Volnovich, Mayra Mendoza, Andrés “Cuervo Larroque”, Axel Kicillof, Victoria Montenegro, Marcos Cleri, Gabriela Estévez, Juan Manuel Huss, José Aragón, Cristina Brítez y Daniel Distefano, Gustavo Aguirre, Lucía Masín, Noelia Bonetto, Marcelo Santillan, Martín Donate, Santiago Igón, Matías Rodríguez, Juan Cabandié, Josefina González, Mauricio Gómez Bull y Martín Pérez. Scioli aceptó.

Y llegó el 2015, el ahora gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli; deberá enfrentar a la mentada “maldición”, esa nube oscura que una y otra vez se cierne sobre el camino entre La Plata y el sillón de Rivadavia.

By | 2015-10-26T17:25:05+00:00 octubre 26th, 2015|PAÍS, Política, Puerto Iguazú|0 Comments