Puerto Iguazú (IN). En un audaz asalto a mano armada en Colonia Liebig, cuatro delincuentes le robaron más de 350 mil pesos a los pasajeros de un ómnibus que viajaban desde Iguazú, en un tour de compras a La Salada de Buenos Aires.

2223Miguel Barrios, uno de los choferes del micro robado. Foto: Noticias de la Región

Una banda de delincuentes se quedó con unos 350 mil pesos, luego de perpetrar un audaz y sincronizado atraco a 38 pasajeros que viajaban en un ómnibus de la Empresa TAF SRL que los trasladaba en un tour de compras, desde Puerto Iguazú al paseo de compras de La Salada en Buenos Aires.

El hecho se produjo este lunes 21 de julio cerca de las 13.30 horas en el kilómetro 774 de la Ruta Nacional 14, Paraje Vichadero, jurisdicción de Colonia Liebig, de la provincia de Corrientes, cuando una banda de delincuentes perpetró un audaz y sincronizado asalto a 38 pasajeros que viajaban en un ómnibus de la Empresa TAF SRL que los trasladaba desde Puerto Iguazú a La Salada en Buenos Aires.

De acuerdo a los testimonios aportados por las víctimas, la banda estaba integrada por cuatro personas fuertemente armadas. Miguel Barrios, uno de los choferes del ómnibus robado, le contó a Noticias La Región, “nos asaltaron, nos secuestraron y ataron a todos.”

El chofer manifestaba que “veníamos por la Ruta Nacional 14, y en el tramo del Cruce de San José, y al ingresar a Corrientes, nos apuntaron con sus armas dos pasajeros que venían en el micro. Nos hicieron parar, subieron otros dos más y nos hicieron entrar a un pinal, donde nos precintaron las manos y se llevaron el dinero, teléfonos y documentos de cada uno y se dieron a la fuga”.

El conductor del colectivo continuó diciendo que “eran cuatro, actuaron a cara descubierta, nos tiraron boca abajo a todos, mientras nos robaban.” Luego siguió con relato, “veníamos de Puerto Iguazú rumbo a La Salada de Buenos Aires en un tour de compras. En el robo, actuaron cuatro personas en forma rápida, tenían pistolas 9 mm, uno de ellos tenía chaleco”.

Barrios resumió la experiencia señalando que “es una experiencia muy dramática, una pesadilla para cada uno.”

Sobre los momentos de tensión que vivieron durante el robo, expresó que “temí por mi vida, porque cuando uno de los delincuentes nos apuntó para que paremos el colectivo, le dijo al otro: al que se resiste matale, pero después se tranquilizaron”.

Cabe destacar que todos los pasajeros, coordinador y choferes declararon en la Comisaría de Colonia Liebig, a cargo del comisario Benito Ojeda.

Por razones de jurisdicción la causa recae en el Juzgado de Instrucción de Santo Tomé.

Fuente: Noticias de la Región